fbnoscript
4 de enero de 2018 | #1488

“César sabe que esto es un intento de amedrentar a las futuras movilizaciones”

Reportaje a Claudia Ferrero, de Apel

“Pude visitar dos veces a César Arakaki. Lo encontré muy firme, muy íntegro, muy consciente de por qué le sucede esto. Es decir, que por un lado lo colocan en una especie de balanza para reconstruir una teoría de los dos demonios frente a la represión policial y, por otro, que esto es una forma de amedrentar a cualquier movilización futura contra las leyes de ajuste de este gobierno”.
Claudia Ferrero, abogada del Partido Obrero y a cargo de la defensa de César Arakaki, preso por haber formado parte de la movilización del 18 de diciembre contra el saqueo a los jubilados, sintetizó así cuál es la situación de su defendido.

-¿De qué lo acusan exactamente?

-El juez Sergio Torres ha presentado contra él cargos importantes: lesiones gravísimas, agravadas por haber sido cometidas contra un funcionario público en concurso real, con intimidación pública, y tumulto agravado por haberlo cometido más de tres personas y contra autoridad pública.

-¿Cuáles son los hechos que provocan semejante acusación?

-El agente de policía Adrián Escobar sufrió una contusión que le hizo perder el oído, según el expediente. La acusación contra César por ese hecho no tiene sustento alguno, porque una lesión así no es compatible con los elementos que César tenía en sus manos según se le atribuye: dos pedazos de caña que en modo alguno pueden producir una lesión de ese tipo. Es más: en todas las pruebas, las fotos y los videos se observa claramente que el funcionario policial cae por el impacto de un adoquín o una piedra, y que incluso cuando ya está caído recibe más piedrazos arrojados por otros manifestantes entre quienes, obviamente, no estaba Arakaki. César no tiró piedras en ningún momento, porque precisamente sostenía con sus dos manos esos pedazos de caña.

-¿En qué elementos pretende sustentar el juez esa acusación?

-El juez Torres ha tomado como único elemento de prueba los informes de inteligencia que le hizo llegar la oficina de Ciberpatrullaje de la Policía de la Ciudad; y, está muy claro, la campaña mediática que pretende mostrar a César como un karateca desaforado y violento en la marcha del 18 de diciembre.

-¿Cuál es ahora la situación procesal de nuestro compañero?

-El juez le ha dictado a César la prisión preventiva aún antes de definir su situación procesal, y le niega la excarcelación aunque el compañero se presentó a derecho en cuanto tuvo conocimiento de la acusación, y volvió a hacerlo inmediatamente no bien tuvo noticia del dictado de una orden de captura contra él. Lo tienen alojado en el penal de Marcos Paz, en el pabellón 2 del módulo 3, que es precisamente el módulo de ingreso, donde se ubica a los detenidos en tránsito, que no tienen definida su situación. La negación de excarcelación ya la hemos apelado y debe ser concedida: está en manos de la Cámara de turno, integrada por dos jueces de la Sala II. Mientras tanto, reitero, César está con el ánimo alto, muy firme, muy íntegro.
 

Compartir

Comentarios