fbnoscript
18 de enero de 2018

No a las rejas y a la privatización de los campitos de Casa Amarilla

Por Corresponsal
Partido Obrero La Boca

Los vecinos de La Boca nos desayunamos hace unos días con la noticia del comienzo de las obras de enrejado de los campitos de Casa Amarilla por parte del Club Boca Juniors. El predio, que se encuentra detrás de la histórica casa del Almirante Brown, está siendo custodiado por la seguridad del Club para impedir el acceso a los vecinos.

Esto ocurre porque el 29 de diciembre pasado se le quitó la causa al juez Guillermo Scheibler y con esto se cayó el amparo que impedía a Daniel Angelici y al club avanzar con la construcción de un estadio shopping en el predio. En los medios ha circulado información según la cual en lugar de un estadio se construiría un complejo multicultural, pero muchos vecinos descreen de esa versión y denuncian que detrás de ella se esconde una maniobra.

La lucha en defensa del predio para el uso de los vecinos comenzó a principios del 2016 cuando la gestión de Mauricio Macri, en ese momento Jefe de Gobierno, vendió al Club de la ribera esos terrenos fiscales, que originariamente iban a ser utilizados, entre otras cosas, para la construcción de viviendas sociales. Desde entonces los vecinos nos venimos organizando para frenar la privatización de los campitos.

Esta avanzada tiene un doble objetivo: por un lado Angelici y las mafias que dirigen Boca buscan jubilar a la Bombonera y utilizar estos terrenos para la creación de un mega estadio shopping que genere grandes negociados con multinacionales. A su vez, el Gobierno de la Ciudad tiene el objetivo de continuar con la expansión inmobiliaria, armando un gran negociado en la zona sur de la ciudad. 

La polémica por las torres de Catalinas (utilización de terrenos aledaños al complejo de viviendas Catalinas Sur para la construcción de una serie de torres de oficinas y comercios), los desalojos ilegales, los incendios de los conventillos y la avanzada del distrito de las artes son parte de este gran plan del gobierno macrista para impulsar un giro de fondo en todo el todo el barrio de La Boca transformándolo en una prolongación de Puerto Madero hacia el sur.

Esta política no solo afecta a los vecinos que utilizan diariamente el predio de Casa Amarilla para el esparcimiento, sino que la especulación inmobiliaria provoca un incremento del valor de los terrenos, de los alquileres y del ABL, lo que lleva a la expulsión de los vecinos que no pueden cubrir esos aumentos.

Ante esta situación, los vecinos nos organizamos en una asamblea para debatir sobre las medidas para enfrentar este atropello. En la reunión, el kirchnerismo impulsó la idea de continuar y profundizar la judicialización de la lucha, tratando de conseguir un nuevo amparo que frene la construcción. 

Pero en un contexto en el cual la Justicia está cumpliendo la función de viabilizadora del ajuste y las políticas del gobierno de expansión de la especulación inmobiliaria en los distintos barrios de la Ciudad y cuando hace ya un año que liberaron a Rodolfo Corzo “el cuchillero”, puntero del PRO y de Angelici, que atacó a un militante en la reunión comunal donde se discutía el futuro de estos terrenos, no podemos esperar que, por sí sola, vaya a dar una salida en favor de los trabajadores y vecinos. 

Desde el Partido Obrero en el Frente de Izquierda ponemos nuestra banca en la legislatura al servicio de la lucha y defendemos el derecho de los vecinos a vivir en La Boca y poder esparcirse de manera libre y gratuita.

Por esto llamamos a todos los vecinos del barrio a sumarse a las asambleas en Martín Rodríguez y Blanes y a las diferentes acciones de lucha que se convoquen para visibilizar nuestro reclamo.

-Abajo la privatización del predio de Casa Amarilla.

-No al Estadio Shopping

-Abajo la especulación inmobiliaria.

-Prisión ya para el matón Rodolfo Corzo.

-Por el derecho al libre esparcimiento de los vecinos y trabajadores.

Compartir

Comentarios