fbnoscript
24 de enero de 2018

Se cae otra mentira: el gobierno de Vidal sí avanzará sobre el IPS

Lo confirmó el titular del Instituto de Previsión Social, Christian Gribaudo

Por boca del titular del Instituto de Previsión Social, Christian Gribaudo, el gobierno confirmó que este año impulsará una reforma en el sistema previsional de la provincia.

"No puede haber regímenes que sean distintos en todo el país", declaró en una entrevista publicada por el diario marplatense La Capital (19/1), confirmando la intención de ir hacia la llamada "armonización" con el sistema previsional que otorga el Anses, con haberes muy por debajo de los que rigen hoy a través del IPS y sin la movilidad respecto del salario en actividad. Al igual que sucedió con la reforma a nivel nacional, que había sido desmentida por Marcos Peña durante la campaña electoral, las declaraciones de Gribaudo contradicen todo lo afirmado por los funcionarios del gobierno provincial acerca de la falsedad del anteproyecto de ley que circuló en diciembre.

Gribaudo miente descaradamente cuando afirma la necesidad de un debate para garantizar la sustentabilidad de la caja jubilatoria, haciendo énfasis particularmente en aumentar la edad de retiro. El IPS es superavitario, razón por la cual hace 10 años que sus balances anuales son incluidos en el Presupuesto de la Administración Pública (violando su autonomía por ser un ente no estatal) para apropiarse de sus fondos. Ya son más de 20.000 millones de pesos los pagarés que el Estado provincial encajó al IPS. Conciente de esto, cuando el periodista le preguntó por el saldo positivo que figura en las cuentas del organismo, Gribaudo gambeteó afirmando que “estamos trabajando en el futuro, no solamente en el presente. Es un debate mundial, la gente vive más y tienen mayor calidad de vida”.

También reivindicó la reforma nacional aprobada gracias al acompañamiento de los gobernadores y legisladores pejotistas, para asegurar que “estamos trabajando para que ese debate también se produzca en la Provincia con todos: con los sindicatos y con los actores políticos, porque este debate se da en el marco de las legislaturas, no son decretos ni una mirada de un solo partido político”. El plan de guerra de Macri y Vidal contra los trabajadores cuenta con la anuencia del justicialismo.

En diciembre, al difundirse el borrador del proyecto de ley que el gobierno tiene en carpeta, una movilización de 5.000 estatales y docentes anticipó las grandes movilizaciones al Congreso que se darían en los días siguientes contra el robo a los jubilados, haciendo recular a Vidal de impulsar su tratamiento en las sesiones extraordinarias de fin de año. 

Está planteado desarrollar una gran campaña en las escuelas, hospitales y ministerios de toda la provincia, explicando entre los trabajadores el contenido de esta reforma confiscatoria. Será un punto más en la lucha contra el ajuste, para quebrar los topes paritarios a la baja y para derrotar los despidos. Contra la complicidad o la pasividad de las direcciones de los sindicatos de los trabajadores del Estado, necesitamos un plan de lucha unificado, organizado con plenarios conjuntos de delegados de base, para derrotar esta brutal ofensiva del gobierno.

Compartir

Comentarios