fbnoscript
17 de marzo de 2018

Reclamamos el inmediato retiro de las “tropas especiales” de gendarmería de la Patagonia

En la jornada de hoy se conoció la Resolución del “Comando Unificado Patagónico” de establecer dos grupos de 400 gendarmes cada uno en Neuquén y Comodoro Rivadavia respectivamente a los efectos de intervenir en eventuales “situaciones de conflicto”.

Si bien se usa como excusa la supuesta violencia del RAM -un grupo fantasmagórico, del cual poco y nada se sabe-, los funcionarios del Ministerio de Seguridad reconocen que eso “no es lo más importante”. Es decir que su objetivo es controlar al pueblo mapuche y reprimir las protestas sociales. 

La decisión expone el acuerdo del gobierno nacional y los gobiernos provinciales para aplicar tropas de asalto que hagan viable por medio de la intimidación, la aplicación de planes de ajuste, despidos masivos, congelamiento de salarios y tarifazos que se ciernen sobre nuestra población en la Patagonia.

El gobierno de Alicia Kirchner simula mantener distancia con este andamiaje represivo, pero ha formado un Comité Operativo Conjunto entre fuerzas nacionales y provinciales para intervenir ante el conflicto de Río Turbio, lo que incluyó compartir “información útil” al respecto, vale decir tareas de inteligencia sobre los trabajadores en lucha. Han pactado con la gendarmería y el gobierno macrista el establecimiento de fuerzas represivas especiales en las puertas de la provincia para que actúen en el momento decisivo contra la histórica lucha de dos pueblos que lo único que piden es que se les permita sobrevivir.

Reclamamos el inmediato retiro de las tropas especiales de gendarmería de nuestra región, la prohibición y anulación de los despidos y el respeto a los derechos laborales y a la protesta de los mineros y de todos los trabajadores de la región.
 

En esta nota:

Compartir

Comentarios