fbnoscript
27 de marzo de 2018

El gobierno busca un Indec macrista

Proyecto para poner al ente de estadísticas bajo control oficial

Con el argumento de lograr una “independencia real” para el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), el gobierno prepara su reemplazo por otro organismo con el poco oculto objetivo de conseguir exactamente lo contrario: colocar al ente bajo la tutela del Ejecutivo a los efectos de manejar las mediciones en función de sus necesidades políticas y económicas y las de la burguesía de conjunto.

De acuerdo con el proyecto del Ministerio de Hacienda, el organismo “independiente” a crearse dependería de un nobel Consejo Nacional de Información Estadística (CNIE), presidido por el secretario de Política Económica del Ministerio de Hacienda y complementado con tres directores en representación de los ministerios de Trabajo y Seguridad Social y del Banco Central, sobre un total de siete, es decir con mayoría gubernamental.

Este Consejo, presidido por uno de los responsables de la política económica oficial, sería el encargado de definir el Plan Estadístico Nacional, “estableciendo los productos estadísticos a generar, metodologías y formas de diseminación “.

Es decir que tendría en sus manos fijar toda la política y los lineamientos del sistema estadístico nacional. Además, los resultados de los relevamientos estarían en manos del gobierno con antelación a su conocimiento público, quedando sujetos a las presiones o “correcciones” necesarias para el oficialismo. 

O sea que, de “independencia”, nada.

Es un manejo similar al recordado de Guillermo Moreno durante el gobierno kirchnerista, que mantuvo las estadísticas atadas a las necesidades políticas oficiales, desarticulando el sistema de medición durante años. Así, la inflación estuvo “planchada” y la desocupación y los niveles de pobreza –entre otros- estaban en valores colocados muy por debajo de los reales.

Como indica la nota de Ismael Bermúdez (Clarín 27/3), “el mismo Ministerio encargado de llevar adelante la política económica tendrá a su cargo definir los ´productos estadísticos´ y las ´metodologías´ con las que se relevan  y se calculan” la “actividad económica, industrial, de la construcción, empleo, desempleo, inflación y otras decenas de informes claves” y que son, “hasta cierto punto, un ´examen´ de la política pública.

En lo que se refiere al personal del INDEC, el proyecto plantea que el mismo sea transferido al nuevo ente pero “con la condición de que el citado personal cumpla con los requisitos del nuevo organismo”, sin que se especifique cuales son. Es un mecanismo que abre la alternativa de desplazar a muchos de los técnicos actuales para reemplazarlos por otros afines al gobierno.

Como antecedentes de esta política, cabe señalar el desplazamiento de las técnicas Cinthya Pok y Gabriela Bevacqua. La primera, responsable de las estadísticas que miden los niveles de desempleo, reinstalada en su puesto tras su expulsión por parte de la gestión de Moreno, fue apartada nuevamente de su cargo en diciembre pasado tras las quejas del gobierno sanjuanino por los índices de desocupación en esa provincia.  La segunda, directora técnica del organismo, fue despedida y reemplazada por Fernando Cerro, que ha tenido acusaciones por negociaciones incompatibles con la función pública y utilización de información privilegiada con fines de lucro, entre otros delitos.

Con el actual cuadro de crisis social y económica, con despidos que afectan a miles de trabajadores estatales y del sector privado, el gobierno quiere manejar –ocultar- la constatación práctica de este cuadro de miseria creciente, como denuncian los trabajadores del INDEC.

El organismo de estadísticas debe ser manejado por los trabajadores y técnicos que trabajan en él.

Ninguna injerencia del Estado.

Defensa de todos los puestos de trabajo de los técnicos y demás empleados del INDEC.

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios