fbnoscript
9 de diciembre de 2004 | #880

Tucumán: Una Enarsa para Ferrocarriles

Por Danian Blanco
sobre la base de un informe de Ariel
El llamado 1er Congreso Nacional Ferroviario, convocado por los trabajadores en lucha de los talleres de Tafí Viejo y las Fuerzas Vivas de esa ciudad, terminó en un fiasco.
 
Es que no fue un congreso de trabajadores. Fue invitado el vicegobernador de Jujuy, y se propagandeó el apoyo del intendente de Tafí Viejo, Pucharra, uno de los más prominentes intendentes alperovichistas. Participó un ex asesor de transporte del gobierno Kirchner. También fueron invitados parlamentarios, como Mario Cafiero y Alicia Castro, que nunca habían estado en un piquete o lucha de los ferroviarios. Igualmente se convocaba a pequeños y medianos empresarios, agricultores, etc. En el inicio se agradeció a Kirchner por la reapertura de los talleres.
 
La participación, en el mejor momento, no fue de más de 60 representantes, con una escasísima participación de los propios ferroviarios de Tafí Viejo y de los trabajadores de la zona.
 
En las deliberaciones quedaron delineadas dos posiciones, APDFA y la Corriente 25 de Mayo plantearon apoyar un proyecto de ley presentado en el Congreso que crearía el Enafe (Empresa Nacional de Ferrocarriles). La idea es que el Estado se haga cargo de la inversión en infraestructura y que las concesionarias sigan haciendo negocios. El Monarefa y el MST plantearon consensuar un documento único con APDFA y terminaron planteando la recuperación de la empresa estatal (Ferrocarriles Argentinos) y la cogestión de trabajadores y usuarios.
 
El Partido Obrero concurrió con un documento que planteaba la renacionalización de los ferrocarriles bajo gestión de los trabajadores y participar en la jornada del 20 de diciembre contra la política del gobierno de Kirchner.
 
El “Congreso” terminó consensuando un documento que procura “recuperar” el papel del Estado por medio de maniobras parlamentarias, sin la firma del PO.

En esta nota:

Compartir

Comentarios