fbnoscript
26 de abril de 2018 | #1499

Chubut: derrotemos el ajuste de Arcioni y Macri

Nuevas jornadas de paro estatal y cortes de ruta
Por Corresponsal

El Partido Obrero de Chubut realizó su segundo Congreso en un escenario convulsivo. La provincia volvió a vivir jornadas de paro activo estatal, con movilizaciones y cortes de ruta, contra la tentativa oficial de descargar la quiebra de la provincia sobre los trabajadores. El desfalco de Chubut es el resultado de décadas de sometimiento a los intereses capitalistas. El derrumbe de los ingresos petroleros quiso ser compensado con una política de endeudamiento cuantioso. A esta altura, la deuda, de más de 1.000 millones de dólares, representa el 100% de los ingresos provinciales y cinco veces los ingresos de las regalías petroleras. A su turno, los escándalos de corrupción demuestran que esta política ha enriquecido a un puñado de banqueros y funcionarios.

Pero no son ellos los que pagan la crisis. Después de amenazar con un posible defol de la deuda, el gobierno de Arcioni -sucesor del fallecido Das Neves- lanzó un ataque feroz contra los estatales y docentes, en completo acuerdo con el gobierno de Macri. Además de pagar los salarios escalonados, ha suprimido horas cátedras, horas de guardia y otras formas de pago que encubren, desde hace mucho tiempo, una relación laboral precaria. Como consecuencia de ello, quedarán sin trabajo numerosos auxiliares de educación y trabajadores de la salud. Y a más de 3.000 compañeros no les han renovado sus contratos. Mientras tanto, la obra social provincial ha dejado de darle prestaciones a sus afiliados. La situación también es grave entre los trabajadores privados, como lo demuestra el cierre de plantas de la alimentación, pesqueras y la caída en la extracción de petróleo, que también pagan sus trabajadores.  
                                                          
Oposición impotente

Las medidas de ajuste de Arcioni han sido objeto de distintas impugnaciones por parte de los bloques opositores, y en particular del Frente para la Victoria. Esta oposición, ¿le ha impuesto un freno real al ajuste?` La ley que impulsó la oposición en la Legislatura -modificando el decreto ajustador de “emergencia económica” estableció de palabra la “estabilidad” de la actual planta de trabajadores estatales. Pero dejó librados al análisis “caso por caso” a los compañeros contratados, que representan el 20% de la planta del Estado. Como ese “análisis” lo hace el propio gobierno ajustador, el resultado ha sido la vía libre a miles de despidos. Esta política se traslada, a su turno, a las direcciones de los principales sindicatos estatales, asociadas políticamente a la oposición parlamentaria a Arcioni. Las medidas de fuerza resueltas por los sindicatos del Estado o la docencia agrupados en la Mesa de Unidad Sindical no forman parte de un plan de lucha progresivo y de conjunto. Mientras tanto, los partidos -y referentes sindicales- que esgrimen esta política nos dicen que el freno al ajuste actual vendrá “votando bien” en 2019. En el Congreso provincial que realizó este sábado en Madryn, el Partido Obrero ha definido otra posición: si Arcioni impone ahora su plan de guerra contra los trabajadores, se valdrá de ello para buscar su reelección en 2019, incluso con el padrinazgo de Macri. Por el contrario, una derrota del actual ajuste, a manos de la clase obrera y su lucha, abrirá un rumbo para todos los que en Chubut viven de su trabajo.

Asambleas y congreso de bases

Es clave poner en pie a nuestras organizaciones obreras -los sindicatos- y unirlos para una lucha a fondo hasta derrotar la escalada de Arcioni-Macri. Llamamos a todos los luchadores y activistas a impulsar plenarios de delegados y asambleas generales en todos los sindicatos; que la Mesa de Unidad Sindical realice un congreso de delegados surgidos de asambleas -de escuelas y reparticiones- con mandato, para resolver un plan de lucha progresivo y la preparación de una huelga general hasta derrotar el ajuste. Un gran ejemplo de este camino es la actual Interhospitalaria, que reúne a los trabajadores y delegados de la salud de Esquel, la Comarca, Trelew y otras localidades, sin distinción de gremio. 

Extorsión           

De cara a la actual crisis provincial, el pueblo de Chubut quiere ser sometido a una extorsión: Macri y Arcioni condicionan cualquier salida a que la provincia le otorgue vía libre a la megaminería contaminante. Para ello, preparan la derogación de la ley 5.001, que fue arrancada por la dura movilización de los pueblos de Esquel y la cordillera contra los pulpos mineros. Denunciamos este chantaje y ratificamos nuestro compromiso con la lucha contra los contaminadores capitalistas. Una victoria de las luchas en curso ampliará el horizonte político de los trabajadores, para la construcción de una alternativa obrera y socialista a la escala de toda la provincia.

En esta nota:

Compartir

Comentarios