fbnoscript
21 de junio de 2018 | #1507

El PO en la sesión especial contra el FMI

El martes 19 de junio, el PO fue parte de una sesión especial fracasada, en la que participaron el kirchnerismo, el Evita, el FIT y un par de monobloques pejotistas. Los cincuenta diputados del PJ-FR voltearon el quórum, mostrando su pacto no escrito con Macri para que semejante endeudamiento no pase por el Congreso.

El PO defendió allí sus propios proyectos: de no pago de la deuda externa y de interpelación a los ministros sobre la crisis, el ajuste y el pacto con el FMI. Nuestro proyecto plantea la derogación del articulado de la ley 24.156 de Menem y Cavallo que, anticonstitucionalmente, exime al Congreso del tratamiento de las deudas con los organismos multilaterales de crédito. Plantea, además, la investigación y el no pago de la deuda externa, la protección de los fondos de los jubilados y el Fondo de Garantía y Sustentabilidad, así como la reposición de los aportes patronales rebajados por la reforma tributaria aprobada en diciembre.

Con estos proyectos, la intervención de Romina Del Plá en la sesión estuvo al servicio de una agitación revolucionaria en el Parlamento alrededor del “no pago de la deuda, de la denuncia de la fuga de capitales, de la nacionalización de la banca, como parte de un plan económico de los trabajadores”, lo que constituyó una clara delimitación del kirchnerismo y los demás sectores pejotistas, presentes y ausentes en la sesión especial.

Romina, en su intervención reglamentaria de cinco minutos, desarrolló no sólo el planteo del paro activo nacional, sino que explicó que su función es promover la irrupción de los trabajadores en la crisis, “los únicos capaces de derrotar, movilizados y en la calle, al FMI y al gobierno”. Fue también oportunidad de colocar el Plenario Nacional de Lanús, del cual, ella misma, como secretaria general del Suteba Matanza, ha sido gran impulsora en la asamblea de ese sindicato.

Más allá de la oportunidad política, decidimos acompañar recíprocamente con el PTS su proyecto (y ellos el nuestro) de consulta popular sobre el pacto con el FMI. El planteo de consulta popular tuvo sus antecedentes en las consultas que impulsamos contra la reforma previsional y, hace unos años en oportunidad de la crisis con los fondos buitre, en ambos casos por iniciativas del Partido Obrero.

Hemos desnudado desde nuestra banca parlamentaria la política de entrega al capital financiero internacional como lo hicimos también bajo el kirchnerismo, pagador “serial” de la deuda que hoy coloca otra vuelta de tuerca semicolonial sobre el cuello de los trabajadores argentinos. Y desde las propias bancas -como lo hicimos en las sesiones fracasadas contra el kirchnerismo por la derogación del impuesto al salario-, impulsado la superación de la burocracia sindical para promover la intervención de la clase obrera en la crisis con los métodos de la acción directa.
 

Compartir

Comentarios