fbnoscript
5 de julio de 2018 | #1509

Por una salida de los trabajadores

El pasado lunes 25, la clase obrera le bajó el pulgar al gobierno de Macri, con un paro masivo.

Pero dos días después, le bajaron el pulgar los grandes capitalistas y especuladores, que salieron a vender sus bonos y acciones para poner en marcha una nueva corrida cambiaria.

Ni el pacto con el FMI –que exigirá nuevos y graves ajustes contra el pueblo- ha servido para que el gobierno remonte la cuesta de su
propio fracaso.

Para frenar la desconfianza de los banqueros, Macri ha decidido reforzar las clavijas del ataque a las masas: mayores despidos –como en Télam; continuidad de los tarifazos; carestía galopante, que superará el 30% anual con salarios que apenas aumentaron un 15 o 20%.

Esta es la “salida” de Macri a la crisis de su propia política. Y que ya están consensuando los bloques legislativos y gobernadores que responden al pejota-kirchnerismo y a Massa.

Los trabajadores necesitamos una salida propia, en términos de lucha y de perspectiva política.

El paro pasado ha demostrado la fuerza de la clase obrera. A pesar del freno de la burocracia sindical, en todas sus vertientes.

Vamos por un paro activo de 36 horas y un verdadero plan de lucha, para derrotar al plan de guerra de Macri, los gobernadores y el FMI.

Vamos por una salida de los trabajadores a esta crisis.

Que parta de la defensa incondicional del salario, las jubilaciones y el derecho al trabajo.

Y reorganice el país a costa de la clase capitalista, que nos está conduciendo a una nueva quiebra nacional.

Compartir

Comentarios