fbnoscript

Gran parte de la provincia sin clases por emergencia edilicia

Vidal es responsable por la muerte de Sandra y Rubén.

Una gran cantidad de escuelas de la Provincia de Buenos Aires ha suspendido las clases por situaciones de peligro en sus instalaciones. A la suspensión total en Moreno y General Rodríguez se suman al menos 43 escuelas paradas en Merlo, 35 en Hurlingham, 8 en Tigre, 3 en Mar del Plata, 6 en San Isidro, 3 en Pilar, 22 en Malvinas Argentinas, 4 en Florencio Varela y 5 en Ezeiza.
En varios distritos, a pesar de las constantes denuncias de situaciones de riesgo se presiona a los docentes para que continúen dando clase.

La bomba de tiempo que dejó Daniel Scioli y continúa María Eugenia Vidal ha dejado como consecuencia la muerte de Sandra y de Rubén, y ha quedado expuesta la situación de demolición en que se encuentran las escuelas: pérdidas de gas, conexiones eléctricas colapsadas o en pésimas condiciones, mampostería, techos y paredes con peligro de derrumbe son los datos consignados desde hace tiempo y hoy vueltos a volcar en las asambleas de docentes y padres en la puerta de las escuelas.

Ante las denuncias, la única respuesta del gobierno bonaerense es que “están trabajando”. A su turno, funcionarios de Vidal han buscado colocar la responsabilidad de la explosión sucedida en la escuela n° 49 en sus directivos –pese a los innumerables reportes y pedidos de reparaciones presentados por los mismos.

Pero ni echándole la culpa a Sandra pueden ocultar que han habido constantes denuncias de la situación crítica de las escuelas, que Vidal desatendió, o cuya reparación tercerizó en empresas amigas sin control ni idoneidad que no las llevaron adelante. Es la metodología llevada adelante con Menem/Decibe: la contrarreforma de la EGB y Polimodales de los ‘90 implicó “obras” (que hoy colapsan) entregadas a empresarios “del palo”, cuya ejecución con sobreprecios fue financiada con endeudamiento.
 
Vidal es responsable del desastre edilicio actual porque llevó adelante metódicamente la tarea de continuar y profundizar la destrucción de la escuela pública, cuestión en la que Macri, Finocchiaro, Vidal, Sánchez Zinny, los ministros y los gobernadores de todo pelaje están empeñados. 

Vidal tiene que ir a juicio político, y Sánchez Zinny y sus funcionarios renunciar y ser acusados penalmente. Son todos responsables de la muerte de Sandra y Rubén, y de colocar en peligro a la inmensa mayoría de estudiantes, docentes y auxiliares.

Sólo la lucha permitirá derrotar el intento de hundimiento de la educación pública. Está a la orden del día retomar el plan de lucha docente. 

La intervención de padres, docentes, auxiliares y estudiantes en Comités de control de fondos y de obras en las escuelas es un recurso para acabar también con los negociados y el endeudamiento.

Compartir

Comentarios