fbnoscript
30 de agosto de 2018

Indec: datos de un derrumbe que golpea sobre los trabajadores

Cien mil puestos de trabajo menos desde diciembre. 

Los datos sobre empleo registrado y la evolución del ingreso salarial correspondientes al primer semestre de este año, dados a conocer ayer por el Indec, muestran el creciente derrumbe en las condiciones laborales y de vida de los trabajadores. En el mes de junio hubo una caída de 13.500 puestos de trabajo en relación con mayo, lo que se agrava en el sector privado, con 26.800 puestos menos. Si la comparación se realiza con diciembre del 2017, la caída alcanza a 106.000 puestos en seis meses.

Por otra parte, el salario real de los trabajadores ocupados del sector privado cayó en junio último un 4,3%. En la comparación interanual, el salario medio general creció un 23,9% mientras que la inflación alcanzó al 29,6 por ciento, es decir que tuvo un retroceso del 5,7 por ciento, que da un nuevo salto al computar los desatados aumentos de precios de julio y agosto.

De todas maneras, estas cifras reflejan parcialmente el retroceso, porque solo toman en cuenta a los empleados registrados. Pero “el sector informal viene registrando desde el primer trimestre de este año una reducción de las horas de trabajo y el achicamiento en las ventas” en el caso “de los cuentapropistas”, dijo Agustín Salvia, coordinador del Observatorio de la Deuda Social de la UCA (La Nación, 30/8). 

Y esto supone un retroceso en el empleo y una importante caída en los ingresos del sector de trabajadores informales, que suma más del 30% de la fuerza laboral total.

En cuanto a la evolución del empleo, la mayoría de los nuevos puestos que se sumaron en el último año, son en trabajos precarios. Así, de los 133.000 nuevos puestos computados -y que destaca el Ministerio de Triaca-, 59.900 corresponden a monotributistas que, en muchos casos, esconden el fraude laboral del empleo en negro y 23.200 son trabajadoras en casas particulares, que revelarían el blanqueo de esas empleadas, eternamente informales.

Un dato adicional que muestra el derrumbe general es que, en el mes de junio último, se liquidaron empleos en el comercio y la construcción, dos de las actividades que habían impulsado el limitado crecimiento del empleo en el curso del 2017. Hubo una caída de 3.100 puestos en la construcción y de casi 2.000 en la actividad de comercio.

El derrumbe del programa económico oficial que llevó el dólar a más de $40 pesos y la inflación a niveles cercanos a una híper, golpea así sobre los trabajadores. La respuesta es la que mostraron hoy los docentes universitarios y los demás integrantes del sector educativo: ganar las calles de a miles, contra el ajuste, por la defensa de las fuentes de trabajo, por el salario, contra los acuerdos de sujeción con el FMI. Por una salida de los trabajadores. 

En esta nota:

Compartir

Comentarios