fbnoscript
30 de agosto de 2018

Movidas de gabinete: maniobras para rescatar a un gobierno en ruinas

El fracaso del mensaje televisado de Macri para contener la suba del dólar, que dejó desautorizado al primer mandatario, despertó una agria disputa al interior del gobierno. Según algunos comentaristas, la decisión de exponer a Macri fue una medida desesperada e improvisada para tratar de calmar a los mercados, sin tener ninguna garantía de que el FMI fuera a aceptar una flexibilización de su programa de auxilio.

“El gobierno con más brokers y expertos en finanzas internacionales de la historia argentina se sumergió ayer en un profundo desconcierto”, resume La Nación (30/8).

Este paso en falso, en medio del derrumbe económico, atizó las internas y los rumores de cambios en el gabinete y en el equipo económico. Los más expuestos son el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, quien además está a cargo de las negociaciones con el FMI; y Marcos Peña, el jefe de gabinete.

Algunos economistas han reclamado abiertamente estos cambios, como el ex presidente del BCRA Aldo Pignanelli (La Nación, 28/8), y otros de manera oblicua, como Miguel Angel Boggiano (CEO de Carta Financiera), quien afirma que “hay una dinámica de pánico contra el peso y el Gobierno, más que buscar respuestas económicas, debería buscar respuestas políticas” (ídem, 30/8). En el mismo sentido, un columnista de Clarín afirma que los márgenes de maniobra ya no existen y que “cualquier solución tendrá que ser política”, o sea un cambio de gabinete (Clarín, 30/8). 

“Los macristas críticos consideran que cualquier cambio debería ir de la mano de una ampliación política de la base de Cambiemos” (ídem), dice uno de los periodistas ya citado, o sea, un gabinete de “unidad nacional” con el pejotismo. Pero no está claro que al peronismo le interese la oferta (por ahora, se limita a dar su anuencia al acuerdo con el Fondo y a negociar un presupuesto de ajuste). Rogelio Frigerio, ministro del interior y hombre de la llamada “ala política” de Cambiemos, más proclive a negociaciones con el peronismo, afirmó por medio de una metáfora naval, en la que Macri sería el capitán del barco, que de allí para abajo todos están cuestionados. "Los marineros, el equipo, es totalmente prescindible", dijo.

La deliberación en torno de un cambio de gabinete –e incluso de la base política del gobierno– dan cuenta de las maniobras en curso para salvar a un gobierno en defol, político y económico. En cualquier caso, estas variantes de “remozamiento” apuntan a mantener a flote a un régimen que sobrevive a costa de un ataque despiadado a las masas trabajadoras. La corrida de estas 48 horas liquidó la tercera parte del salario y las jubilaciones de los argentinos. 

Los mismos que le votaron a Macri más de 100 leyes reaccionarias son los que están discutiendo un salvavidas para el gobierno quebrado. 

Necesitamos que se vayan y una Constituyente ejecute las medidas urgentes para terminar con el vaciamiento del país y la agresión a sus trabajadores. 
 

Compartir

Comentarios