fbnoscript
10 de septiembre de 2018

Municipales de Jesús María: intensa lucha por la reapertura de las paritarias

Los trabajadores municipales de la ciudad de Jesús María vienen desarrollando una intensa lucha en defensa de su salario; con movilizaciones, piquetes y una asamblea general permanente que se desarrolla al frente del corralón municipal ha puesto en primer plano el retraso salarial y las condiciones indignas de trabajo, a las cuales son sometidos los trabajadores municipales del interior de la provincia de Córdoba; donde impera la precarización laboral, el trabajo en negro y el desconocimiento total de derechos.

El reclamo central del conflicto se refiere a la reapertura de las negociaciones salariales. En la primer parte del año, también con lucha, los trabajadores obtuvieron un 26% de aumento, pero ello rápidamente fue superado, por el atraso salarial y la escalada inflacionaria; la mayoría de los trabajadores no supera los once mil pesos mensuales, y cuando presentaron el reclamo de revisión fueron ninguneados por la intendencia. Posteriormente y ante la destacada lucha de los trabajadores, desde el municipio se realizó una oferta de una escala, que empieza con un aumento en negro de mil doscientos pesos para los trabajadores que menos ganan, y que va reduciendo hasta llegar a cero para los trabajadores que más cobran, que igualmente en ningún caso superan los veinticuatro mil pesos.

La intendencia es ocupada por Mariana Ispizua, que pertenece al espacio político del diputado nacional Gabriel Frizza, que anteriormente pertenecía al Juecismo y  se ha convertido en uno de los principales referentes del macrismo en la provincia. Frizza se ha destacado como representante de los sojeros que dominan en el municipio y en la provincia. Mientras Macri y Frizza impulsan la devaluación de la moneda, que beneficia ampliamente al capital sojero, se niegan a reconocer un aumento de salario acorde con la inflación que esa misma devaluación acicatea. En su lugar se han dedicado a apretar a los trabajadores amenazándolos con sanciones y despidos, y a injuriarlos públicamente en los medios de comunicación. Así responde el “progresismo” ante la lucha obrera.

Desde el Partido Obrero y Frente de izquierda, nos hicimos presentes para brindar todo el apoyo por el triunfo de los trabajadores. Asimismo hemos empezado a coordinar con el resto de las organizaciones sindicales que convocan al Plenario del Sindicalismo Combativo del próximo 22 de septiembre, para organizar una movilización en Jesús María en apoyo a los municipales. Asimismo, los compañeros manifestaron vivo interés por el Plenario, en la idea de hacer avanzar y unir las luchas obreras. Llamamos al conjunto del movimiento obrero cordobés, que viene dando intensa batallas contra los planes de Macri, Schiaretti y el FMI, a movilizarse por la victoria de los municipales.

Compartir

Comentarios