fbnoscript
13 de septiembre de 2018 | #1519

“El Fondo Sojero fue entregado al FMI por los gobernadores”

Romina Del Plá ante la Bicameral

El pasado martes 12 se reunió la Bicameral que aprueba o rechaza los Decretos de Necesidad y Urgencia (DNU), para tratar el que eliminó el Fondo Federal Solidario, más conocido como Fondo Sojero. Este Fondo distribuye el 30% de los derechos de exportación (retenciones) de la soja a las provincias, las que a su vez redistribuyen el 30% a los municipios. El decreto interrumpe el envío de los fondos que ya habían sido presupuestados para 2018 y también todo lo que correspondía a 2019: hablamos de más de 35 mil millones de pesos. Para algunos municipios significa un fuerte golpe, porque interrumpe obras que venían desarrollando, ya que este Fondo Sojero tenía vedado el uso para gastos corrientes. Es un parate a la obra pública provincial y municipal.

El diputado Pablo Tonelli, miembro informante de Cambiemos, justificó que no había ningún ataque a las finanzas provinciales, ya que éstas crecieron bajo el gobierno Macri del 24 al 35% de los impuestos recaudados. Lo que no dijo Tonelli, es que eso se hizo a costa del ajuste contra el Fondo de Garantía Solidaria (FGS) de la Anses, al que se le quitó con el beneplácito de los gobernadores, por supuesto, el 15% de la coparticipación que se le depositaba.

Los gobernadores apoyaron posteriormente en el Congreso la reforma previsional reaccionaria -que le robó 100 mil millones de pesos de reajuste a los jubilados- votada en diciembre último bajo la fuerte y combativa protesta de los trabajadores. Para conseguir los votos de los gobernadores y sus diputados afines, Macri les prometió entonces que no iba a tocar el Fondo Sojero.

Pero ahora, el pacto con el FMI reclama un fuerte ajuste en todos los terrenos, y los gobernadores han decidido entregar este Fondo Sojero. Frente a las quejas de las obras inconclusas, el gobierno baraja “compensar a los municipios con créditos blandos” que los otorgaría…, sí adivinó, nuevamente el FGS de los jubilados (Clarín, 10/9).

La Bicameral cuenta con 16 miembros, mitad oficialistas y mitad de la oposición. En caso de empate, el presidente de la Comisión, el senador UCR-Cambiemos, Luis Naidenoff de Formosa, desempata. Pero no hizo falta: la ‘opo’ no estaba completa, un diputado del PJ estaba de gira por Estados Unidos. El decreto fue aprobado por 8 a 7.

La diputada Romina Del Plá (PO-FIT) se hizo presente en la sesión y denunció que la misma era una farsa y en particular las ‘críticas de la oposición’ porque sus gobernadores estaban dando un aval, en ese mismo momento, delante de Macri y sus ministros a la quita del Fondo Sojero y avanzando en ‘consensuar’ un proyecto de Presupuesto Nacional que incorpora las principales medidas de ajuste pactadas con el FMI (ver Editorial).

Quince días antes (ver PO del 23/8), Romina había anticipado, en un plenario de comisiones en la Cámara de Diputados esta entrega. Si la ‘oposición’ PJ, renovadora y K hubiera querido bloquear la quita de este ajuste contra las obras públicas provinciales podría haber convocado a una sesión especial, ya que tiene mayoría en la Cámara de Diputados. Fue el líder de los K, el diputado Agustín Rossi, el que desechó esta idea planteando que era mejor ir a la Bicameral, sabedor que allí el oficialismo tiene mayoría automática. Ayudó así a blindar la derogación del DNU y a que el gobierno ganara tiempo para su negociación con los gobernadores.

En la Bicameral, la diputada del PO-FIT señaló que la eliminación del Fondo Sojero es parte de las medidas de ajuste pactadas, para volcar más fondos al pago de la usuraria deuda pública. Señaló que ese mismo día, el Poder Ejecutivo había realizado una ‘actualización’ y ‘reasignación de partidas’ del Presupuesto de este año, donde aumenta el déficit y el endeudamiento para subsidiar a las empresas privatizadas y disminuye las partidas (1.700 millones de pesos) para la universidad pública, que está en huelga por asfixia presupuestaria.
El diputado Máximo Kirchner dijo coincidir con la denuncia de Del Plá, pero también “comprender” a los gobernadores frente a la presión gubernamental. Esa es la actitud del kirchnerismo: adaptarse a los acuerdos con el FMI y esperar… al turno electoral de 2019.

La diputada del PO propugnó la nacionalización del comercio exterior y de la banca y el no pago de la deuda. Frente al colaboracionismo con Macri y el FMI por parte de los gobernadores y la pseudo-oposición llamó a los trabajadores a organizarse -el sábado 15 en el plenario del sindicalismo combativo- y a movilizarse el 24 y 25 con el paro general y las marchas contra el ajustazo del FMI.

Compartir

No cars.

Comentarios