fbnoscript
13 de septiembre de 2018

Alerta: Vidal y el lobby clerical conspiran para frenar la reforma de la ley de Educación Sexual Integral

El proyecto impulsado por el legislador Guillermo Kane tiene media sanción.

La gobernadora María Eugenia Vidal prepara en el Senado Bonaerense el rechazo al proyecto de la bancada del Frente de Izquierda que busca reformar la Ley de Educación Sexual Integral y que obtuvo en el mes de junio media sanción en la Cámara de Diputados. Esto tomó estado público posteriormente a un encuentro que Vidal y Macri, junto a otros mandatarios gubernamentales, mantuvieron con representantes de la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (ACIERA) donde explícitamente este sector clerical exigió que se frenara el proyecto.

Los acuerdos del gobierno y la iglesia son ya conocidos en la provincia de Buenos Aires. En ocasión del debate por la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, la gobernadora se mostró públicamente con el pañuelo celeste de la campaña clerical en defensa de la clandestinidad del aborto, y declaró que se sentiría “aliviada” en caso que se rechazara la ley.

En un contexto de ajuste y ataque brutal sobre las condiciones de vida de los trabajadores las “tareas sociales” emprendidas por la iglesia son una herramienta fundamental para la contención de la población trabajadora; por supuesto que Vidal no duda en utilizarla, y en función de esto refuerza sus lazos con el clero.

Lobby clerical

En esta situación el lobby de las iglesias, católica y evangelista, busca presionar más fuerte contra las reivindicaciones del movimiento de mujeres que se encuentra en ascenso. Así lo hicieron con la campaña “Salvemos las dos vidas” en rechazo a la legalización del aborto y así lo hacen actualmente con campañas del tipo “Con mis hijos no” para oponerse a la educación sexual laica, científica y con perspectiva de género en el ámbito educativo. Rechazan una educación que fomente el respeto y la integración de las distintas orientaciones e identidades sexuales, así como se oponen a la utilización de anticonceptivos y al desarrollo de una sexualidad libre.

Uno de los ejes de su defensa es el artículo 5 de la Ley nacional de ESI, que permite adaptar sus contenidos al ideario institucional -toda una concesión del kircherismo al clero en ocasión de la aprobación de la ley, que actualmente permite desde el no dictado de la ESI hasta su dictado bajo estos preceptos oscurantistas, anti científicos y discriminatorios. La defensa a uñas y dientes de este paquete de ideas reaccionarias tiene estrecha relación con la función de regimentación sobre el cuerpo de las mujeres y la vida de los trabajadores que tiene la religión. A esto le oponemos el reclamo de una ESI que cuestione las relaciones sociales en la que nos encontramos inmersos, que fomente el respeto por la diversidad sexual, que plantee una sexualidad libre, relaciones afectivas sin violencia y que fomente el conocimiento de los derechos sexuales y reproductivos.

Vamos por todo

El proyecto de modificación que cuenta con media sanción en Diputados busca hacer obligatorio el dictado de una ESI laica, científica y con perspectiva de género en todos los niveles educativos con una cursada de dos horas semanales en forma de talleres. Un punto muy importante que plantea es el control y supervisión de los contenidos de la misma por los sindicatos docentes, centros de estudiantes y organizaciones de mujeres y de la disidencia sexual. La media sanción fue el resultado de la enorme marea verde del movimiento de mujeres #NiUnaMenos que copó las calles con el reclamo de educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar y aborto legal para no morir constituyendo enormes movilizaciones, pañuelazos y distintas acciones en los lugares de estudio, trabajo y barrios del territorio bonaerense. Debemos encarar esta segunda etapa en el mismo camino, para derrotar la maniobra del gobierno junto a los distintos bloques políticos patronales y el lobby clerical en el Senado.

Solo con este enorme movimiento volcado a la movilización podemos lograr todas nuestras reivindicaciones. Reforcemos la campaña por Educación Sexual Integral y una Consulta Popular Vinculante por el aborto legal.

Vamos por pronunciamientos masivos en los sindicatos docentes y centros de estudiantes, realización de festivales, mesas debate en cada lugar de estudio y redoblemos la campaña de juntada de firmas. Este jueves 20 desde las 11 horas tenemos una cita clave para participar del pañuelazo frente al Senado y exigir la aprobación inmediata del proyecto de ESI, la consulta popular vinculante por el aborto legal y la separación de la Iglesia y el Estado.

Compartir

Comentarios