fbnoscript
19 de septiembre de 2018

Tumini prueba su propia medicina

La ruptura de Libres del Sur.
Por Jacyn

Libres del Sur acaba de protagonizar una ruptura significativa entre sus dirigentes históricos –Tumini, Isaac Rudnik y Jorge Ceballos– y su joven guardia, encabezada por la diputada nacional Victoria Donda, el dirigente de Barrios de Pie, Daniel Menéndez, y la dirigente de Mumalá, su organización de mujeres, Raquel Vivanco.

Ambos sectores alegan una mutua ruptura de confianza política. Tumini les reprocha a Donda y Menéndez de jugar “un juego propio en la política y sus vínculos”. Estos, a su vez, le reprochan a aquel el monopolio sobre las decisiones del grupo. La piedra de la discordia serían las alianzas que cada sector promueve hacia 2019. Tumini sería partidario de reeditar la alianza con Stolbizer, el socialismo y una fracción del radicalismo, mientras que Donda y Menéndez promueven un acercamiento a Juan Grabois, Felipé Solá y, finalmente, Cristina Fernández.

Tumini y la dirección histórica de su corriente emitieron un comunicado el domingo pasado que cierra la puerta a cualquier posible acuerdo con CFK, sellando la ruptura. Allí advierten que la política económica del gobierno actual conduce a “muy fuertes y extendidos conflictos sociales, que van a poner en serio riesgo la paz y la tranquilidad de los argentinos”. Proponen una reestructuración de la deuda, que es lo que podría terminar recomendándole también el FMI al gobierno de Macri, y, eventualmente, adelantar las elecciones. La objeción de Tumini a un acuerdo con CFK se basa en el “rechazo de la ciudadanía a su figura”, es decir, puramente electoral. Tumini y Donda se subieron al ´frente transversal´ del kirchnerismo, logrando la diputación de Donda en 2007. Lo abandonaron en 2008, tras la crisis con el capital agrario, intuyendo el declive electoral de los K y su derrota en 2009. En los últimos años, compartieron alianzas con el ex empleado de la JP Morgan, Alfonso Prat-Gay, luego ministro de Hacienda de Macri, y con Sergio Massa, quien acompañó al presidente a Davos para “inspirar confianza” entre los especuladores internacionales. Actualmente Libres del Sur tiene huevos en varias canastas, integrando los gabinetes del peronista clerical Urtubey en Salta, del radical macrista Cornejo en Mendoza y del peronista cambiemita Alfaro en la municipalidad de San Miguel de Tucumán.   

En 2015, Donda renovó su banca en alianza con Stolbizer, a la sazón una de las principales promotoras de denuncias contra CFK ante la Justicia. Fue una de las primeras cuatro firmantes del proyecto de aborto legal malogrado en Senadores y ahora ensaya una aproximación a Grabois, representante oficioso del Vaticano y opositor acérrimo a este derecho elemental de las mujeres.

La ruptura de Libres del Sur es el corolario de una trayectoria zigzagueante de tres décadas. A Tumini le ha tocado probar de su propia medicina.

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios