fbnoscript
19 de septiembre de 2018

"Opinión" de socialista no tiene nada

En una mesa redonda organizada por el intendente de San Martín, su referente convocó a “la más amplia unidad de acción” con las patronales y el pejota-kirchnerismo.
Por Lolo Domínguez
Delegado de ATE-INTI lista Naranja
Opinión de socialista no tiene nada

Giselle Santana, la tercera desde la derecha, junto a Débora Giorgi, ex funcionaria del kirchnerismo y de la Alianza.

En el marco del Día de la Industria, el intendente Gabriel Katopodis organizó una “Mesa de Trabajo” bajo el lema “La industria nacional es trabajo argentino”.

Participaron miembros de cámaras patronales locales, provinciales y nacionales; políticos como Axel Kicillof, Débora Giorgi, Jorge Taiana, Leonardo Grosso y el intendente de Tigre, Julio Zamora. En este encuentro se hicieron presentes un representante de la CGT delegación norte, uno del sindicato del cuero y la secretaria gremial de ATE-INTI, Giselle Santana, militante de Opinión Socialista (OS), la cual compartió en las redes un video con su intervención.

Reivindicando la “soberanía K”

Compartiendo la mesa con Débora Giorgi, la ministra de producción del gobierno kirchnerista y ex funcionaria de la Alianza, Santana destacó en su intervención que “en años anteriores, el día de la Industria se ha celebrado en importantes eventos en el INTI. Eso hoy es impensado, imposible, porque el INTI hoy está militarizado”. Llama la atención que se reivindiquen los “importantes eventos” de la industria de años anteriores, que consistían en mítines en los que la burguesía industrial y el gobierno K definían sus políticas de millonarios subsidios a toda la ´patria contratista´ que hoy está implicada en el asunto de los cuadernos. ¿Qué es lo que hay que reivindicar de reuniones de los empresarios “nacionales”, que mantenían en negro al 40% de los trabajadores argentinos y con salarios por debajo de la canasta básica de alimentos?

Las asambleas del INTI denunciaron en su momento a los participantes de esos “encuentros” que reivindica OS, entre los que se encontraban la ex ministra Giorgi, ya que el gobierno K mantenía una política de vaciamiento del Instituto, a tal punto que cientos de trabajadores nos movilizamos al Congreso, en 2014, para denunciar esto en una audiencia públicaconvocada por el ex diputado del Frente de Izquierda Néstor Pitrola.

A esos “importantes eventos” que destaca Santana asistían, por ejemplo, los hermanos Cirigliano, vaciadores de Emfer y Tatsa y responsables de la masacre de Once. Los trabajadores de Emfer, planta vecina al INTI, mantuvieron una feroz lucha y aguantaron la represión cuando el kirchnerismo cerró la fabricación de trenes y ómnibus para comprarlos llave en mano en China. ¿Este es el tipo de “soberanía” que reivindica OS?

Un frente con las patronales

“Queremos recuperar la autonomía científica y tecnológica peleando por el desarrollo industrial soberano, y esa es una pelea que nos encuentra hermanados”, dijo la compañera de Opinión Socialista. Su planteo empalma directamente con el planteo ideológico del kirchnerismo, que proclamó venir a rescatar a la burguesía nacional como sujeto histórico para la recomposición nacional, luego del 2001. Es la posición histórica del peronismo: subordinar a la clase trabajadora a los intereses de la burguesía, para rescatar el régimen social capitalista. La lucha de un partido que se dice socialista debe tener como estrategia la independencia política de los explotados, separar a la clase trabajadora de los burgueses y sus Estados.

Cuando Santana se refiere a “recuperar la autonomía científica y tecnológica” no sólo rescata al kirchnerismo, sino que colabora con la orientación de proponer a la burguesía nacional como sujeto con capacidad para desarrollar la industria, la ciencia y la técnica. La pregunta es: ¿Qué tipo de soberanía habría que recuperar de la mano de los K? ¿La que precarizó a 2.400 trabajadores del INTI, durante los 12 años de su mandato? ¿La que precarizó a los científicos del Conicet? ¿La que mantuvo a 10.000 docentes de la UBA trabajando ad-honorem? Sobre esta política, el macrismo lleva adelante los despidos de estatales y el plan de liquidación de la CyT. Durante la gestión K, el INTI fue un gran subsidiario de las empresas nacionales y extranjeras, a las cuales les cobraba precios irrisorios por sus servicios.

Con los ajustadores de San Martín

“Más allá de que somos de sectores distintos [...] tenemos cosas en común, peleas en común”. Los trabajadores y trabajadoras de San Martín, ¿qué tenemos en común con el ajustador Katopodis? El intendente, que ha consumado alianzas oportunistas con todos los sectores de la burguesía (Massa, PJ, kirchnerismo ) lleva adelante un violento ajuste en el distrito, subejecutando un presupuesto de $ 4.000 millones y desviándolo a empresas contratistas de su riñón. Mientras la crisis habitacional en San Martín se agrava y prosperan las ferias que revenden productos vencidos cirujeados del Ceamse, el intendente mantiene 500 millones de pesos del municipio en Lebacs, y ha consumado un acuerdo político con Cambiemos, entregándole el manejo del Consejo Escolar a cambio de los votos que necesita Katopodis para dirigir el Concejo Deliberante.

Oportunismo

“Desde ATE estamos llamando a parar este 12 de septiembre, y se me ocurría qué distinto que sería si no paramos solamente los trabajadores y las trabajadoras. ¿Qué pasa si ese día cierran las fábricas? (Aplausos). Sin dudas, la salida está en la movilización y en la más amplia unidad en la acción, ojalá seamos capaces de construirla”.

La “más amplia unidad en la acción” que plantea OS involucra al PJ, al kirchnerismo y a las patronales. Para llegar a este engendro se ha eliminado cualquier perspectiva de independencia de clase.

Los trabajadores, según OS, debemos ser parte de un frente policlasista no sólo con los que ajustan y despiden –y con los que estos años le votan las leyes a Macri–, sino también con los que han estado en contra de la lucha por el aborto legal. Los trabajadores tendríamos que “construir unidad” con los empresarios que piden a viva voz la reforma laboral.

Lo de OS no es un rayo en cielo sereno: desde hace años se presentan en ATE en las listas de la Verde. Su política consiste en la utilización del aparato de la burocracia con el fin del carrerismo personal. En las recientes elecciones de la CTA-A fueron en la lista de Godoy –el cual jugó fuertemente con el clero contra la legalización del aborto, incluso sosteniendo la elección el mismo 8ª– mientras concurrían a las asambleas de mujeres y al Plenario del Sindicalismo Combativo (Lanús) realizando una retórica por la legalización del mismo. ¡Se colocan de los dos lados del mostrador!

Como continuidad de esta política, OS se opone a las columnas independientes en las marchas convocadas por la burocracia, con la excusa de que de esa manera el clasismo “se aísla” de la masa de trabajadores. Lejos de eso, el rol que juegan las columnas independientes en estas marchas es la defensa de un programa y un método, de clarificar las posiciones políticas frente a la burocracia entregadora que intenta mostrarse como “luchadora”.

La lucha por un programa de clase

En el marco de una crisis capitalista internacional histórica –y sus consecuencias en Argentina–, OS desarrolla una política que rescata a los partidos del régimen, responsables de saqueo del país. La burguesía ha mostrado sus límites históricos para desarrollar cualquier “soberanía” o “desarrollo científico e industrial”. Este planteo solo puede estar ligado a la reorientación completa del país sobre un programa de clase y bajo la dirección de los propios trabajadores: no pago de la deuda externa, la nacionalización de los bancos, de los recursos naturales, del comercio exterior, la equiparación del salario a la canasta básica y la defensa de todos los derechos de la clase que produce la riqueza del mundo.

En esta nota:

Compartir

Comentarios