fbnoscript
27 de septiembre de 2018

A pesar de la represión, obreros municipales y ceramistas impidieron que pase la reforma previsional

Cambiemos y el MPN quisieron ´blindar´ una sesión del Concejo Deliberante de Neuquén contra los derechos de los trabajadores.

Hace instantes se levantó la sesión del Concejo Deliberante de Neuquén, gracias a la movilización de los obreros y empleados municipales y de los trabajadores ceramistas. El gobierno del MPN le aportó a Cambiemos el vallado y la Policía provincial para custodiar el Concejo. A pesar de los gases, el gas pimienta y las balas de goma, los trabajadores lograron que se levante la sesión infame. 
Los municipales asistieron al Concejo para rechazar la tentativa de Cambiemos y el MPN de asestarle un golpe a las jubilaciones y los salario de los trabajadores. Desde principios de año, el intendente Quiroga y Cambiemos intentan eliminar para todos los municipales la jubilación con 30 años de servicio sin edad mínima, aumentar el porcentaje de los aportes obreros al Instituto Municipal de Previsión Social (IMPS) y habilitar la venta de los inmuebles del organismo. El MPN, por su parte, elaboró un “proyecto de Troya”, que es un calco al de Cambiemos pero sin la eliminación de la jubilación con 30 años sin edad mínima. 

El proyecto del MPN también establece el aumento de los aportes obreros al IMPS, más otro aporte extraordinario cada vez que se aumentan los salarios de los municipales. Hacia fin de año, los municipales sólo tendrán un aumento del 23%, contra una inflación que se proyecta en un 45%. De la misma manera que lo establece el proyecto de Cambiemos, el ‘proyecto de Troya’ del MPN faculta al Consejo de Administración del IMPS a continuar con la suba de los aportes obreros, no establece la devolución de la deuda histórica que el Ejecutivo municipal mantiene con el IMPS y habilita la enajenación de los bienes del Instituto y el endeudamiento del mismo con el Municipio.

Por su lado, los obreros ceramistas se hicieron presentes para reclamar por la aprobación de un proyecto que establece un subsidio a la tarifa de energía eléctrica que paga la gestión obrera, que se encuentra afrontando tarifazos insoportables. El proyecto de los ceramistas pretendía ser mandado de nuevo a comisión, para postergar su tratamiento y continuar con la asfixia a la gestión obrera. 

En la calle, en las puertas del Concejo, se soldó la unidad de acción de los obreros municipales y ceramistas. Juntos lograron frenar la sesión infame del Concejo Deliberante. La concejala del Partido Obrero por el Frente de Izquierda, Patricia Jure, jugó un papel clave, peleando por el ingreso de los trabajadores al recinto, informando a los trabajadores el progreso de la situación al interior del Concejo y denunciando al interior del mismo la represión policial y reclamando el levantamiento de la sesión. 

La concejala Patricia Jure jugó un papel clave, peleando por el ingreso de los trabajadores al recinto e informando el progreso de la sesión.

El levantamiento de la sesión representa un triunfo parcial de los trabajadores. Ahora se prepara una nueva sesión, en la que Cambiemos y el MPN pretenderán consumar el atropello contra los municipales. Hay que preparar la huelga general municipal hasta que caiga la reforma anti jubilatoria de Cambiemos y el MPN. 
 

Compartir

Comentarios