fbnoscript
16 de octubre de 2018

El Frente de Izquierda se moviliza para repudiar a Bolsonaro

A las 15, en la embajada de Brasil.

El sábado 20 a las 15 horas nos movilizaremos a la embajada del Brasil en Buenos Aires donde las distintas fuerzas integrantes del Frente de Izquierda haremos un acto que forma parte de una iniciativa internacional de rechazo y de lucha contra el ascenso del ultra derechista Jair Bolsonaro.

Bolsonaro y su autoritarismo es la expresión más concentrada de una política abiertamente antiobrera auspiciada por el gran capital. Sus expresiones racistas, contra las mujeres y la diversidad sexual, a favor de las ejecuciones sumarias por parte de las mafias policiales y su basamento en un fundamentalismo religioso, son la punta de lanza de una política dirigida a derrotar a la clase trabajadora y sus organizaciones y entregar el patrimonio brasileño a los capitales imperialistas, particularmente norteamericanos, con la presencia protagónica de las Fuerzas Armadas. 

 

#EleNao Acto del Frente de Izquierda en la embajada de Brasil contra el fascista Bolsonaro

Posted by Frente de Izquierda on Saturday, October 20, 2018

(Click en botón derecho para activar sonido)

La justicia patronal y proimperialista metió preso a Lula y lo proscribió cuando contaba con el 40% de intención de voto. Bolsonaro cuenta con el aval del alto mando militar, que ha reagrupado en torno suyo a los bloques parlamentarios de la oligarquía rural, el evangelismo y unos setenta militares retirados. 

La política del PT es responsable del ascenso de este personaje nefasto. El PT, gobernó entre 2003 y 2016 en una alianza con el gran capital internacional y brasileño, y junto a los principales partidos de la burguesía corrupta. Los gobiernos del PT actuaron como lobbystas de los Odebrecht y otros grupos en el Brasil y en el exterior, gestionaron los intereses del capital financiero y potenciaron el desarrollo del capital sojero, mientras que pagaron sistemáticamente el capital y los intereses de la deuda externa. El gobierno de Dilma aplicó un plan de ajuste para que sea el pueblo trabajador el que pagara el precio de la crisis. El PT sostuvo a un régimen corrupto y antidemocrático, con su Poder Judicial que actúa para los intereses del gran capital. Es por eso que pese a la histórica influencia de este partido sobre la CUT y los movimientos sociales, actuaron en forma totalmente impotente frente a la destitución de Dilma y el encarcelamiento de Lula. Estas políticas le abrieron las puertas al ascenso de la ultra derecha encarnada en Bolsonaro. 

No es con "pactos democráticos" con los viejos partidos del régimen cómo se podrá enfrentar a esta peligrosa ofensiva en ciernes contra el pueblo trabajador brasileño. Solo la organización y la lucha del pueblo, las mujeres y todos las y los explotados y oprimidos, encabezados por la clase trabajadora podrán derrotar a Bolsonaro y a todo lo que representa, con un programa obrero y socialista. 

Reivindicamos, en ese camino, al movimiento de la mujer que salió a las calles contra Bolsonaro bajo la consigna #EleNao, en franco contraste con la parálisis de la CUT y otras organizaciones de masas ligadas al PT.

Con esa política, la de la movilización, convocamos a votar a Hadad contra Bolsonaro sin que ello implique el menor apoyo a su política, con un programa y una estrategia independiente de la del PT, con la confianza de que solo la lucha de los trabajadores, las mujeres y la juventud, con sus huelgas, piquetes y comités, serán la garantía para que la ultra derecha antiobrera de Bolsonaro no se consolide y pueda ser derrotada.

En la Argentina el kirchnerismo se quiere valer de los resultados electorales en Brasil con el reconocido objetivo de presentarse como una opción electoral frente al gobierno de Macri. Pero, al igual que el PT, se postulan para gestionar los acuerdos coloniales con el FMI, seguir pagando la fraudulenta deuda, mantener el "modelo" sojero y los hidrocarburos y las empresas públicas en manos de los privatizadores, así como impulsar la "Ley Antiterrorista" tomando el discurso represivo del imperialismo. Quienes no plantean una programa para que la crisis la paguen los capitalistas, cuando están en el gobierno aplican ajustes contra el pueblo.

Viva la lucha de los trabajadores y el pueblo brasileños contra el avance de la derecha antiobrera. Por una movilización continental para derrotar a Bolsonaro. 

Por la unidad socialista de América Latina.

16/10/2018

 

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios