fbnoscript
23 de octubre de 2018

Rodolfo Suarez pretende “autorizar” el derecho a opinar

El Frente de Izquierda - Partido Obrero ha convocado a un acto público para expresar sus opiniones frente a la crisis que atraviesa el país y plantar bandera por una salida de los trabajadores y el pueblo explotado a la misma.

Este es un derecho democrático, el de opinar y difundir ideas políticas,  que bajo ningún punto de vista requiere de autorización alguna, no obstante el intendente de la ciudad capital pretende arrogarse esa protestad.

Esta actitud anti democrática tiene el antecedente de la persecución a las actividades del FIT, sindicatos y organizaciones sociales con multas económicas y la patoteada del secretario de seguridad de ciudad, Raúl Levrino a la compañera Noelia Barbeito.

Es característico de los regímenes autoritarios y particularmente de las dictaduras, como las que vivió nuestro país tristemente hace 40 años, pretender regimentar el derecho a pensar y opinar libremente.

Se trata de un gobierno desesperado, que pierde autoridad frente al pueblo trabajador. Esto como producto de su política de ajuste, caracterizada por tarifazos, despidos, cierres de comercios, techos salariales y un conjunto de medidas que potencian la carestía de la vida. Intentan mediante los mecanismos estatales regimentar a los opositores consecuentes como son las mujeres y hombres del Frente de izquierda.

Repudiamos el comunicado de prensa de la municipalidad capital por falaz y malicioso, reiteramos nuestro rechazo al código represivo de convivencia y reclamamos la plena vigencia de las libertades democráticas.

En esta nota:

Compartir

Comentarios