fbnoscript
7 de noviembre de 2018

#ChauAborto Frente Patria Grande: un programa a la medida del Vaticano

Cuando lanzaron el Frente Patria Grande, encabezado por el vocero del Papa Juan Grabois, diversos sectores del movimiento de mujeres y activistas de la lucha por el aborto legal cuestionaron a las referentes feministas de las organizaciones que conforman este acuerdo político-electoral por armar una alianza con los aliados del Vaticano, que militaron abiertamente contra la aprobación de la ley de aborto en el Congreso. Desde el Frente Patria Grande respondieron que “se trataba de una crítica machista”, porque daba por hecho que el programa lo imponía Grabois.

Una semana después, el FPG publicó su programa: en el punto 3, se refiere a la “ampliación y reconocimiento de derechos sexuales reproductivos y no reproductivos para todas las mujeres y personas con capacidad de gestar. Promoción de políticas de anticoncepción y prevención de enfermedades de transmisión sexual. Desmonopolización en la producción de medicamentos para usos ginecológicos”. La reivindicación y la lucha por terminar con la clandestinidad del aborto han desaparecido por completo, reemplazada por  conceptos y reivindicaciones generales. Mención aparte merece la reivindicación de la “desmonopolización en la producción de medicamentos para usos ginecológicos”: ni siquiera propone la producción estatal de estas drogas.

En el momento en que la sociedad y el régimen político fueron sacudidos por la movilización de masas a favor de la legalidad del aborto, el programa del FPG atrasa política e históricamente frente al movimiento de mujeres.

Es un tema que debe ser clarificado porque referentes de FPG recogen reivindicaciones de las mujeres, defienden al feminismo y sus luchas en sus discursos e incluso portan el pañuelo verde. Pero estas referencias y otros eufemismos se utilizan para encubrir un armado político que ha renunciado al reclamo del aborto legal en nombre de la alianza con un representante de la Iglesia católica.

El costo para las mujeres y para la lucha por nuestros derechos que tiene el embellecimiento del Vaticano es altísimo. En el momento en que más cerca estuvimos de conquistar un derecho largamente reclamado y anhelado por el movimiento de mujeres, que implicó una durísima pelea, más caro pagamos el retroceso al que estas orientaciones nos pueden llevar. Explotar la lucha por el aborto legal para llevar a las mujeres luchadoras, las adolescentes y jóvenes que protagonizaron la ola verde, a todos los que acompañaron atrás de los sectores oscurantistas y enemigos de nuestros derechos no debilitará a “la derecha” sino que debilita al movimiento popular, el único que en la calle y peleando por sus derechos puede derrotar a los Macri, los Bolsonaro y sus socios. 

Seguí leyendo: La insólita alianza sin principios de “feministas” con el Vaticano
 

Compartir

Comentarios