fbnoscript
16 de noviembre de 2018

Rodríguez Larreta entrega el Mercado de Hacienda a un enorme negociado inmobiliario

Con la colaboración del PJ
Por Corresponsal

El macrismo desempolvó esta semana en la Secretaría Parlamentaria de la Legislatura porteña el proyecto que define el destino de los terrenos pertenecientes al Mercado de Hacienda, ubicado en el barrio de Mataderos. Con la ayuda de los votos del PJ, se aprobó en la Legislatura un enorme negocio privado que incluye la construcción de un polo gastronómico, el levantamiento de edificios de vivienda y la implantación de un parque temático con fines turísticos.

El histórico predio se ubica en un barrio que presenta múltiples necesidades: los complejos habitacionales que lo rodean, como Los Perales y el barrio Piedrabuena, se encuentran en emergencia habitacional; en el barrio Ciudad Oculta, que linda con los terrenos del Mercado, los vecinos viven hacinados y sin los servicios básicos fundamentales. Nunca llegaron los jardines maternales prometidos y los Centros de Salud no dan abasto.

No parece estar en los planes del gobierno la urbanización de los barrios en emergencia, la construcción de viviendas sociales, ni la ampliación del polo educativo y mucho menos la construcción de un hospital para la zona. Las prioridades del macrismo en la ciudad siempre estuvieron claras: entregar tierras públicas a proyectos privados que generan el encarecimiento del suelo, favoreciendo la especulación inmobiliaria y, adicionalmente, los impuestazos.

Que la aprobación de este proyecto privatista haya contado con el apoyo del peronismo no se trata de un hecho aislado, sino que los acuerdos para la aprobación mutua de negocios y negociados en la ciudad viene desde la época de los gobiernos K. Estos son los límites del tan mencionado “frente anti-Macri”, ya que no pueden enfrentar al gobierno y sus políticas privatistas y de ajuste aquellos que cogobiernan junto al oficialismo para los mismos intereses.

La organización independiente de los vecinos es la que ha logrado que el proyecto fuera retirado de tratamiento en varias oportunidades. Ese es el camino, asambleas de vecinos en todos los barrios de la zona para tirar abajo esta ley y discutir el destino de las tierras públicas en función de las necesidades de los trabajadores y vecinos y no de las grandes corporaciones privatistas.

Compartir

Comentarios