fbnoscript
25 de enero de 2007 | #979

Escobar: Pattistas se kirchnerizan al por mayor

Por Corresponsal
Silvio González, intendente de Escobar, se fue del Paufe, el partido de Patti. Continuó así un desgranamiento que viene de varios meses atrás. Primero se fueron concejales como Jobe (ahora macrista) o Carranza y Pereyra (ahora K). A nivel provincial, sus únicos dos diputados emigraron hacia el kirchnerista Frente para la Victoria.
 
Los punteros del que ha sido partido de gobierno durante doce años están emigrando en masa hacia las filas del gobierno, porque consideran que en este campo está el futuro “caballo del comisario”.
 
Esta feroz disputa por el poder político en la intendencia, una de las más ricas de la provincia, es el escenario en el que se produjo el secuestro de Gerez. La compra de voluntades de parte de las tendencias del gobierno nacional y provincial actúa en todas las direcciones: son incontables los dineros volcados en electrodomésticos y subsidios particulares, en lo que constituye una compra adelantada de votos.
 
“Pensar Escobar”, la agrupación política en la que milita Luis Gerez, está dirigida por Fernández de Rosa, quien “tiene un sueldo de director en la administración provincial que encabeza Felipe Solá” (La Nación, 3/1). Está asociado al MTD Evita, cuyo jefe (Pérsico) es jefe de asesores del gobernador Solá. Este armado oficialista cuenta en su elenco de dirección al concejal Hugo Cantero (ex Paufe, ahora bloque unipersonal del PJ), “fichó hace pocas semanas al diputado provincial pattista Osvaldo Fernández y aspira a hacer lo propio con Sandro Guzmán, secretario de gobierno de la Municipalidad y delfín de Patti” (ídem). Es decir la línea mayor del pattismo en el distrito.
 
Existen otros tres armados K en el distrito, todos referenciados en algún hueco del Estado, uno en el ministro de Gobierno de la provincia y la agrupación Compromiso K, otro en un diputado, otro en Díaz Bancalari.
 
Para el diputado Landau (PJ Duhalde), en el momento inmediato a la aparición de Gerez: “luego de esta movida creo que va a quedar mejor posicionado Fernández de Rosa” (ídem).
 
La migración de los pattistas se aceleró con la decisión del Congreso de no habilitar como diputado al represor y la posible aprobación de un proyecto de ley que inhabilitaría la presentación como candidato a todo imputado por crímenes cometidos bajo la dictadura. Como en este caso, Luis Patti no podría presentarse a la reelección en Escobar (una variante que podría considerar frente a la diáspora del Paufe), la disputa por el “botín” del municipio podría tornarse aún mas feroz.
 
“Acá la única disputa es por la caja de la Municipalidad”, señala un “referente” K en el distrito (La Política On Line, 23/1).
 
Los justicialistas, frepasistas, radicales y socialistas que se pasaron al Paufe, sin rasgarse las vestiduras por el pasado del ex comisario, se declaran ahora demócratas y emigran en masa hacia las corrientes K. Hugo Cantero, ex Paufe, ahora en Pensar Escobar tuvo su primer mandato como concejal como hombre de Patti; pero, explica: “yo tenía 24 años y todo este tema de los derechos humanos entonces no se debatía” (ídem).
 
Entretanto, después de doce años de gobierno del Paufe, todos los problemas de los trabajadores siguen planteados: los bolsones de pobreza se mantienen y crecieron, el hospital público está en colapso, hay decenas de basurales sin control en varios barrios de Escobar. En el municipio “hostil a la droga” sigue la marginación, la brutalidad policial y la violencia en los boliches.
 
Se visten con otros ropajes, pero son los mismos que gobernaron a Escobar más de una década. Construyamos una alternativa obrera y socialista en Escobar.

Compartir

Comentarios