fbnoscript
25 de enero de 2007 | #979

Mendoza: La explotación del trabajo infantil

El diario El Sol (12/1), en su tapa, destaca que “calculan que más de 20.000 chicos cosechan y empacan en Maipú”. El cálculo fue efectuado por inspectores de la Dirección de Niñez, Adolescencia, Ancianidad y Familia. Un promedio de 20 niños trabaja en cada explotación agrícola.
 
El trabajo que realizan es en la viña, empacando frutas, verduras y cosechando tomates. Si proyectamos esta cifra a nivel provincial, considerando los departamentos de producción agrícola podemos estimar en más de 120.000 niños en esta situación.
 
El informe agrega que “viñateros y empacadores de frutas y verduras utilizan menores como mano de obra barata (...) en condiciones de insalubridad e inseguridad”, esto por la utilización de fertilizantes y agroquímicos.
 
A esta situación debemos agregar otros procedimientos no denunciados en el informe y es el que ponen en práctica los secaderos, es especial los de ciruelas, que llevan el producto a domicilios particulares donde se procede al descarozado, contratando a familias que concurren con sus hijos, donde trabajan en condiciones infrahumanas. Se trata de un verdadero trabajo clandestino implementado por un sector que a partir de la devaluación ha obtenido grandes ganancias.
 
La burocracia sindical de los vitivinícolas, obreros rurales y de la alimentación mira para otro lado, igual que con los organismos de Trabajo. Todos ellos son cómplices de esta infame situación.

Compartir

Comentarios