fbnoscript
29 de noviembre de 2018

En audiencia pública, trabajadores del transporte denunciaron despidos persecutorios

Convocada por la diputada Romina Del Plá en el Congreso, fue un importante paso para reorganizar la oposición antiburocrática en la UTA.

Hoy se realizó en la Cámara de Diputados una Audiencia Pública, convocada por Romina del Pla, diputada del Partido Obrero-FIT, con choferes de colectivos afiliados a la Unión Tranviarios Automotor (UTA). Entre 40 y 50 compañeros estuvieron presentes, una parte de ellos despedidos de diversas líneas de transporte del conurbano. El denominador común es que fueron echados por las patronales por reclamar sus derechos. Y que estos despidos se hicieron en connivencia con la dirección burocrática de la UTA.

Choferes de la 720, 722, 723, 53, 540, La Perlita, 185, de zona norte, de zona sur y zona oeste del Gran Buenos Aires, estuvieron presentes. Y desgranaron sus denuncias y críticas: las patronales aprovechan la pasividad de la burocracia de la UTA para violar el propio Convenio Colectivo de Trabajo (CCT). En el gremio está en marcha una serie de reformas laborales antiobreras para las líneas, destrozando las conquistas ganadas con la lucha.

La esclavitud en la 720

La denuncia insignia del atropello patronal está en la línea 720 de Tigre. Allí la patronal obliga a trabajar a destajo, pagando por pasaje vendido y obligando a extender la jornada de trabajo de 8 a 10, 11 y 12 horas. Los bajos salarios de convenio obligan a que los trabajadores acepten este sistema de superexplotación de los inicios del capitalismo y que el sindicalismo de un siglo de luchas prácticamente desterró del movimiento obrero. Ahora ha vuelto: las empresas llevan una doble contabilidad; en los recibos se dibuja un salario de convenio, pero en negro se paga a destajo.

Todo esto fue denunciado por diversos compañeros ante el sindicato. Un compañero relató que Roberto Fernández, el secretario general de la UTA, lo escuchó impasible y luego le dijo que “los choferes se tenían que organizar”. Pero entonces, ¿el sindicato para qué esta? Tras haber denunciado esto, y como es ya la norma, el compañero fue despedido sin causa. Lo peor es que la línea tiene delegados (que se eligen por lista única y donde los opositores son echados). Son los ‘delegarcas’, chivatos de la patronal, que tienen sus propios negocios con la patronal y las necesidades de los trabajadores. Y esto en mayor o menor escala se da en muchas líneas.

Despedido por donar órganos

La Audiencia escuchó con escalofrío como un chofer fue echado por salir como donante de órgano para su propia hija. La patronal lo obligó a volver lo antes posible al trabajo, para no pagar días de enfermedad -los delegados llegaron a argumentar que lo de él “no era “una enfermedad, ya que se había ofrecido voluntariamente para ser operado y donar el órgano para su hija. La vuelta apresurada hizo reabrir la herida (horas sentado al frente del volante) y se infectó: estuvo 6 meses internado. La patronal terminó echándolo. El compañero está ahora sin obra social (el sindicato no le reconoce derechos) y sin trabajo para afrontar una difícil enfermedad familiar.

Según denuncian los trabajadores, la particular pasividad frente a estos hechos del otrora intendente Sergio Massa, así como de Roberto Fernández, respondería a que ambos tienen intereses en esta línea del Tigre, a través de testaferros.

Reconstruir la coordinación de los choferes

Varios choferes saludaron la iniciativa de convocar esta Audiencia para apoyar un pedido de informes/denuncia ante el Ministerio de Trabajo por la superexplotación y flexibilización laboral existente en la 720 y otras líneas conexas.

Hace meses que Autoconvocados, que nucleó a sectores de lucha en el gremio, dejó de funcionar. Los presentes vieron la audiencia como el reencuentro de un valioso activismo, y se plantearon como perspectiva volver a hacer funcionar un frente único de la oposición antiburocrática en la UTA.

El ‘gringo’ Giordano, ex diputado del Frente de Izquierda por Izquierda Socialista, estuvo presente con su adhesión. También habló Sergio Villamil, de la Coordinadora Sindical Clasista del PO. Se planteó la importancia del Plenario del Sindicalismo Combativo, fundado hace un año en Lanús, y de retomar esa iniciativa en el gremio de los choferes.

La diputada Del Plá cerró la Audiencia Pública planteando que la lucha de los choferes de UTA por vencer un Estatuto proscriptivo era general en todos los sindicatos burocráticos, y poniendo la banca a disposición de esta lucha. Tras ello, convocó a marchar el viernes 30 contra el G20, junto a la izquierda y el sindicalismo combativo y antiburocrático.

Ha sido un paso adelante importantísimo. Es hora de que los choferes delegados, activistas y despedidos pongan en pie una Coordinadora de Lucha dentro de la UTA para apuntalar los conflictos que estallan ante diferentes agresiones y trabajar por la recuperación de los cuerpos de delegados.

Compartir

Comentarios