fbnoscript
19 de diciembre de 2018

Quince claves del fallo de la Corte sobre las jubilaciones

Por qué el golpe al gobierno no supone una solución para los jubilados.

El extenso fallo de la Corte respecto del índice de actualización de haberes, que tiene 58 carillas, supone un golpe para el gobierno que quería lograr una postergación sin fecha de la sentencia o que solo alcanzara al caso particular que estaba en tratamiento.

Al mismo tiempo, incluye una serie de planteos que limitan los beneficios para los jubilados.

Estos son los principales puntos que incluyen el fallo y las consecuencias para los jubilados actuales y futuros:

  1. Establece la aplicación del índice más favorable para los jubilados que era el que había establecido la justicia previsional hace años (Isbic) y no el impuesto por el gobierno (Ripte). Con el primero, los retroactivos de los que están en juicio pueden ser 100% superiores y el aumento en los haberes entre el 30 y el 40 por ciento mayores.
  2. Plantea que el Congreso establezca cuál es el índice definitivo a aplicar y, sólo hasta que eso suceda, seguirá utilizándose el que dispone el fallo, aunque la Justicia viene aplicando el Isbic en los juicios desde hace casi diez años.
  3. Deja sin posibilidad de volver a litigar contra el ANSeS a todos aquellos que se acogieron a la estafa de la Reparación Histórica, acuciados por la edad, la salud u otras necesidades perentorias.
  4. Con este fallo, la Corte esconde que, por ahora y sin fecha, cajoneó otro que afecta a los 18 millones de jubilados: el del cambio de índice realizado a principios de marzo pasado, cuando el ANSeS actualizó las jubilaciones un 5,6% y correspondía un aumento del 14,6% de acuerdo a la ley anterior que estaba en vigencia. Una confiscación cercana a los 100 mil millones de pesos.
  5. En el Presupuesto 2019 se han destinado unos $34.000 millones para el pago de juicios, lo que alcanzaría para cubrir a unas 30.000 a 35.000 sentencias. En el gobierno se aferran a esto, lo cual supondría que solo para que cobren los 150 mil jubilados que están en el mismo cuadro que el del fallo, pasarían más de 4 años.
  6. El plazo para pagar los juicios de sentencia firme que tiene el ANSeS es de 120 días hábiles, pero en la realidad, ese lapso se extiende a entre uno y dos años. Es decir que aquel plazo final podría ampliarse bastante más y no solo por el escaso monto destinado.
  7. Además, podría extenderse con la excusa de que “el sistema está quebrado”, según opinaron algunos funcionarios. También quedan pendientes decenas de miles y todos los años se suman también otras decenas de miles de juicios nuevos.
  8. Al respecto, el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, planteó que el fallo “no deberían tener impacto desde el punto de vista fiscal y económico en las arcas este año y en los próximos”. Una confesión de que el gobierno sigue planteando extender los plazos de pago más allá de lo que corresponde.
  9. De enero a noviembre de este año, las cámaras de la Seguridad Social aprobaron 66.020 sentencias, en su amplia mayoría en favor de los jubilados, que habían sido apeladas por la ANSeS en primera instancia.
  10. En el mismo lapso, ANSeS abonó 25.760 juicios con sentencias firmes, por un monto total bruto de $20.234 millones. Es decir que crece exponencialmente la cantidad de juicios a resolver por el escaso monto destinado a pagar los que tienen sentencia firme.
  11. El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne y el titular del ANSeS, Emilio Basavilbaso, solamente dan como de sentencia firma a 11.700 juicios similares al del fallo que se encuentran ya en la Corte. Pero en situación similar están los otros 150.000 que tienen fallos favorables en segunda instancia, pese a que el gobierno ya no podría seguir apelando ante la Corte por el tema del índice a aplicar. Esto, porque piensa aferrarse al plan de ajuste y seguir pagando al ritmo actual, es decir con la escasa partida que se incluye cada año en el Presupuesto que alcanza para alrededor de 30.000 juicios al año.
  12. El gobierno mantiene una política de desfinanciamiento de las cajas de jubilaciones, no sólo porque –como lo hizo el kirchnerismo durante 12 años– sostiene la rebaja de los aportes patronales decidida por Domingo Cavallo cuando era ministro, sino que avanza con una baja progresiva mayor de esos aportes.
  13. Es decir que el fallo no supondrá una solución para esos centenares de miles de beneficiarios que desde hace años litigan contra el ANSeS por sus haberes mal liquidados. Esto porque el gobierno plantea postergar por años la efectivización de la mejora y el pago del retroactivo correspondiente.
  14. El camino explicitado por el gobierno es que los haberes pasen a ser una mera asignación social y que los trabajadores –que estén en condiciones de hacerlo– deban asegurarse su futuro jubilatorio con una aportación a fondos privados.
  15. Está planteada una dura batalla por el mantenimiento del sistema previsional, lo que pone a la orden del día una lucha común de trabajadores y jubilados, ya que el golpe los afecta por igual. El fallo es un golpe de palacio de la Corte, es una grieta que trabajadores y jubilados deben aprovechar para potenciar la pelea.

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios