fbnoscript
20 de diciembre de 2018 | #1533

“Frente al fracaso de Macri, la vuelta al gobierno de Cristina Kirchner sería una frustración política”

Néstor Pitrola en Chubut

En la sede de la seccional sur de la Asociación de Trabajadores de la Educación (Atech) de Comodoro Rivadavia, el Partido Obrero organizó la semana pasada una charla-debate junto a Néstor Pitrola, en el marco de una gira nacional para explicar el carácter de la crisis excepcional en la que se desenvolverán las luchas en 2019, año electoral. 

Durante la jornada, Pitrola había recorrido las radios más importantes de la ciudad y dio notas a la televisión local. “El FIT no se desdobla como todos los gobernadores, tiene que salir de inmediato con una propuesta única nacional de los trabajadores, de la izquierda obrera y socialista”, dijo en una entrevista con uno de los periodistas más populares de la ciudad, Richie Astete.

En la charla estuvieron presentes docentes, trabajadores de la salud, de comercio y petroleros de Comodoro así como de Las Heras, Santa Cruz, quienes explicaron la crisis presente en dicho sector, con un creciente desempleo debido a la complicidad de la dirección burocrática del gremio, dirigido por Claudio Vidal. En Chubut, la situación de la provincia está atada al futuro de la industria, ya que un tercio de los ingresos provinciales corresponden a regalías petroleras. “Resulta estratégico desarrollar un reagrupamiento de compañeros y agrupaciones clasistas en la provincia, que remuevan a la burocracia sindical cómplice que en 2017 ha firmado un pacto del tipo Vaca Muerta. El poder de estos sectores puede debilitarse a medida que avance la crisis”, resaltó Pitrola.    

Hace meses, la provincia de Chubut se encuentra envuelta en un escándalo por el adelantamiento o no de las elecciones. Se desarrolla una guerra desde hace casi dos meses entre partidos patronales: el gobernador Arcioni del Chusoto (Chubut Somos Todos, que impulsa el desdoblamiento y se ubica junto al massismo) y una coalición opositora del FPV-Cambiemos que busca ir junto a las nacionales. Pitrola enmarcó este aspecto de la crisis política, los “desdoblamientos provinciales”, en un fenómeno más general: “Para los trabajadores, la eventual vuelta de Cristina Kirchner es una frustración política. Y Macri no ha caído porque el peronismo y la CGT lo sostuvieron. Del mismo modo, el PJ-kirchnerismo se prepara como un relevo condicionado por los pactos con el FMI, como dijo Kicillof en la revista Forbes”.

En relación a Chubut sostuvo: “En la Patagonia la inflación fue del 4,2%, un punto arriba del promedio nacional, por ejemplo, en Chubut los auxiliares de la educación que ganan 15 mil pesos le reclamaron una reunión al gobernador Arcioni en el acto del día del petróleo, porque no les alcanza para vivir, la línea de pobreza nacional se ubica en 22 mil pesos, es evidente que en la Patagonia esa línea es más alta”.

Pitrola destacó el rol estratégico del Frente de Izquierda: “No podemos permitir que la crisis nacional desemboque en un Bolsonaro argentino. El FIT tiene una responsabilidad en la Argentina: reforzar una perspectiva para que los trabajadores seamos alternativa de poder”.

En esta nota:

Compartir

Comentarios