fbnoscript
8 de enero de 2019

El Delta otra vez sin luz

Durante diez días, vecinos de las tres primeras secciones del Delta de Tigre se entraron sin suministro eléctrico, afectando tanto al servicio de agua, ya que el abastecimiento es a través de bombas eléctricas, como a los medios de comunicación de la isla, los cuales funcionan con antenas que requieren de energía eléctrica.

La comunidad isleña denuncia que desde el primer día del corte han informado la situación a la empresa EDENOR que se ha notificado y comprometido a solucionar los problemas de suministro, que ha dejado abandonados a los vecinos. Lo mismo vale para el municipio de Tigre, del que los vecinos no tienen una respuesta a pesar de haber enviado y presentado una gran cantidad de reclamos. Tanto la empresa como el municipio son responsables de los cortes de los servicios manteniendo a los vecinos de la isla a una situación que se agrava con el correr de las horas.

Estos cortes se dan al mismo tiempo de los anuncios del gobierno nacional de una  nueva tanda de tarifazos de luz, agua, gas y del transporte. Mientras el gobierno fija una pauta salarial del 23% para el año que comienza, los aumentos previstos alcanzan el 55% garantizándole a las grandes empresas un valor del petróleo que triplica su precio internacional. En línea con lo anunciado a nivel nacional, el concejo deliberante de Tigre aprobó en la última sesión del 2018 un presupuesto que avala esta política de tarifazos y plantea el aumento de las tasas y servicios municipales. Desde el peronismo, que conduce el actual intendente Julio Zamora, hasta Cambiemos votaron a favor de este nuevo ataque hacia los y las vecinas trabajadoras del distrito.

La situación que viven los isleños no es una excepción, los barrios populares no cuentan con los servicios indispensables como gas, agua, luz, cloacas, entre otros, generando una situación de abandono y falta de condiciones básicas para la mayoría de la población del distrito mientras que se le da vía libre a los aumentos de las tasas, impuestos y servicios. La zona del delta es utilizada para la explotación del negocio turístico y de los negociados inmobiliarios, dejando a su población sin los servicios elementales para la vida cotidiana.

Exigimos la restitución inmediata del servicio de luz en la zona de las islas, cuadrillas de emergencia para los vecinos que se encuentran afectados y un resarcimiento económico por las pérdidas ocasionadas. Anulación de los tarifazos, apertura de los libros y costos de las empresas.

Necesitamos organizarnos de forma independiente de las fuerzas políticas que actúan en el concejo deliberante y que son responsables de la situación que atraviesa el distrito para derrotar esta política de ajuste y ataque de las condiciones de vida de los trabajadores.

Compartir

Comentarios