fbnoscript
9 de enero de 2019

Misiones: rechacemos la paritaria inconsulta de estatales y docentes

Tarifazos para los empresarios, miseria para los trabajadores.

El gobierno de la provincia de Misiones cerró el 5 de enero la paritaria 2019 para los empleados de la administración pública provincial y la docencia.

La paritaria plantea un aumento anual del 23% en 2 etapas (11,5% en enero y 11,5% en febrero), un porcentaje por debajo de las estimaciones de inflación para el año, del 27,5% (Perfil, 4/12). Como viene ocurriendo hace años, fue acordada sin ninguna consulta a las bases por parte de los gremios amigos del gobierno -UPCN y la yaskysta UDPM- y el silencio cómplice de ATE Misiones.

La novedad de 2019 es que el anuncio no se realizó a comienzos de mayo sino en enero -en plenas ferias y con muchos estatales de vacaciones. Esta maniobra busca desactivar posibles acciones de reclamo, en vistas a la campaña electoral 2019.

El gobierno de Hugo Passalacqua (de la Renovación) presenta este acuerdo como una muestra de gestión del “proyecto misionerista”, en tanto Misiones sería la primera provincia en cerrar paritaria y aplicarla desde el primer mes del año. Encubre la pérdida del poder adquisitivo que representa, que se suma a la ya procesada en 2018 (con una paritaria del 20% contra una inflación anual del 48%). El resultado de esta “muestra de gestión” es un mayor empobrecimiento de los empleados provinciales, que ya de por sí, cobran sueldos muy inferiores a otros estatales, como los de Nación.

Nuevamente Passalacqua da cuenta de que es un subsidiario local de Cambiemos y que, como este, aplica el ajuste en regla sobre los trabajadores mientras sostiene las ganancias de los empresarios locales, más allá del barniz “localista e independiente” con el que trata de tapar esta realidad. Al igual que el macrismo, la Renovación arrancó el año con un nuevo tarifazo del 33% al transporte (un acumulado del 105% desde diciembre de 2017), incluso cuando subsidiará a los empresarios del rubro con $500 millones.

Pongamos en pie un plan de lucha para enfrentar la ofensiva de Macri y los gobernadores

El gobierno y la burocracia profundizan el efecto desmovilizador que han tenido entre los estatales misioneros los despidos, cierres de organismos y recortes de presupuestos. 

Es necesario que los estatales nos organicemos y empecemos a discutir medidas de acción directa, y convocar a un plenario de delegados de base con mandato de asamblea en cada uno de los sectores, para discutir un plan de lucha que vaya a fondo con nuestras reivindicaciones. Y plantear la unidad de nuestra lucha con la de los los docentes y trabajadores del sector privado que vienen sufriendo los golpes del ajuste.

Los trabajadores misioneros debemos desarrollar el frente único de clase que quiebre el ataque de la patronal y aseste un golpe a la alianza de Macri-Passalacqua.  

Por un congreso de base que unifique la lucha del movimiento obrero en Misiones
Por un salario mínimo igual a la canasta familiar de $36.000
Por el pase a planta permanente de todos los estatales.
Que la crisis la paguen los capitalistas.

En esta nota:

Compartir

Comentarios