fbnoscript
14 de enero de 2019

Abajo el boletazo de Urtubey

El gobernador salteño Juan Manuel Urtubey nos ha regalado para el año nuevo un tremendo aumento del boleto de colectivo. A partir del 1 de enero el boleto cuesta $15 en Salta y aumentará $1 por mes, llegando a costar $26 en diciembre. En el Valle de Lerma el aumento será de casi $2 por mes en todas las localidades. El boletazo alcanza el 100% con salarios que llegarán a un aumento del 27% en febrero contando lo del año pasado.

Por su parte, el gobierno de Macri nos regala un tarifazo (luz, agua, gas) que va desde un 35 a un 55%, que se aplicará en los primeros meses de este año y el intendente de Salta, Gustavo Sáenz, impuso un impuestazo del 34%.

Urtubey, luego de haber fracasado en imponer este aumento de boleto a través del presupuesto de la provincia, aunque este contempla la reducción de subsidios, recurrió a un mecanismo pérfido, el Documento de Consulta Pública, que se hace por internet. Al igual que las audiencias públicas, este documento es solo consultivo y no vinculante. El ahora candidato a presidente que plantea una democracia semi directa, ha dejado de lado las audiencias públicas, que aunque truchas, eran una instancia de movilización de los vecinos, para imponer un boletazo para todo el 2019.

Al boletazo se suman otros anuncios para ajustar el transporte: eliminación de frecuencias e intento de eliminar definitivamente los recorridos nocturnos. Estos últimos muy utilizados por los estudiantes de terciarios y de los bachilleratos para adultos (BSPA) además de los trabajadores que tienen jornada laboral en la noche.

Hay un ejército de inspectores que controlan “el mal uso” de la tarjeta, tanto el pase libre como la tarjeta común. Durante noviembre se confiscaron 400 tarjetas. Lo que ellos llaman "mal uso" es la expresión de la imposibilidad de las familias de utilizar el transporte público. La mayor arbitrariedad establece que la tarjeta deberá ser de uso único, no pudiendo ser utilizada la misma tarjeta por otros pasajeros. Como habitualmente ocurre que una familia usa una sola tarjeta o que un pasajero le paga a otro que no tiene carga, la disposición conduce a que te bajen del colectivo si quien pagó el boleto ya se bajó. Las máquinas no expenden un boleto, cuestión que es responsabilidad del sistema y no de los pasajeros.

Lo que no se anunció es el aumento de puestos de recargas y el buen funcionamiento de las terminales de auto-recarga, para que los usuarios podamos cargar la tarjeta. En las localidades del Valle de Lerma la situación es peor, ya que en muchas de ellas hay un solo punto de recarga, con límites de horarios y montos para la recarga.

Este boletazo brutal contra los trabajadores tiene la finalidad de sostener la ganancia parasitaria de los empresarios. Estos no arriesgan nada, el Estado les paga por kilómetro recorrido aunque el coche vaya vacío, les compra los colectivos nuevos y paga una parte de los salarios de los choferes. Saeta (la empresa estatal de transporte que terceriza el servicio con empresas privadas) y la Autoridad Metropolitana de Transporte no rinden cuentas de los números del sistema para que no conozcamos esta realidad. Se han negado incluso a presentar estos números ante la Cámara de Diputados ante los reiterados pedidos del bloque del PO.

Como el ex gobernador y senador Juan Carlos Romero, Urtubey gobierna para estos empresarios contra el bolsillo del pueblo trabajador. No nos dejemos engañar por los que ahora atacan públicamente el boletazo, como la defensora del pueblo de la municipalidad, pero defienden el impuestazo del intendente Sáenz de Salta o los tarifazos que impone el gobierno nacional.

Ante estos agravios al pueblo trabajador, desde el Partido Obrero estamos instalando mesas en el centro de Salta, en los barrios y en los hospitales para impulsar la movilización popular.

Junto a otras organizaciones (FOL, MST, Hijos, Rebelión al Frente) nos hemos movilizado el jueves 10 de enero como una primera instancia de un plan de lucha contra los tarifazos. En Rosario de Lerma, en los días previos, a partir de una convocatoria del PO, se realizó una asamblea y movilización.

La movilización del jueves 10 levantaba la consigna de “Abajo el tarifazo de Macri, el boletazo de Urtubey y el impuestazo de Sáenz” al mismo tiempo que impulsó este programa que fue incorporado en una nota que se entregó en Saeta:

Ningún aumento del boleto. Derogación de la resolución de AMT (Autoridad Metropolitana de Transporte) del 26/12/2018 en la cual se establece el aumento del boleto

Apertura de los libros contables de Saeta.

Ninguna restricción al pase libre.

Abajo la eliminación de frecuencias, ningún despido.

Fuera los empresarios parásitos de Saeta. Que Ale Hermanos y compañía se vayan a laburar.

Por un transporte público estatal bajo control de sus trabajadores y los usuarios

 

TE PUEDE INTERESAR: La lucha contra el tarifazo en Neuquén y en el país
Vecinos de Rosario de Lerma se manifestaron para rechazar el boletazo

En esta nota:

Compartir

Comentarios