fbnoscript
14 de enero de 2019

Vecinos de Rosario de Lerma se manifestaron para rechazar el boletazo

En la provincia de Salta

Esta semana se llevó adelante una asamblea de vecinos y organizaciones sociales en Rosario de Lerma, convocada por el Partido Obrero, para organizarse frente al aumento del boleto del 100% impuesto para este año. En el Valle de Lerma el aumento será de casi $2 por mes en todas las localidades. Rosario de Lerma comenzará pagando en enero de 2019 $ 26, 97 y en diciembre costaría $ 46, 76, Chicoana pagará $ 36 en enero y en diciembre $62, 47; Quijano llegará a $ 42, La Merced a $ 36 y El Carril a $ 52 a finales de este año.

En la asamblea donde participaron vecinos de distintos barrios y organizaciones sociales se planteó la necesidad del rechazo total al aumento, plantearon que se recuperen las frecuencias y las unidades que se perdieron, el reclamo de la mejora del servicio que se encuentra desbordado, que se aumenten los puntos de recarga de la tarjeta y que el servicio llegue a todos los barrios donde hoy es inexistente.

Se debatió también, sobre la necesidad de exigirle a Saeta (la empresa estatal de transporte que terceriza el servicio con empresas privadas) que abran los libros contables y muestren los números, para que conozcamos qué hacen con los subsidios del Estado, cuáles son sus ganancias (que están aseguradas por los subsidios por kilómetros recorridos) y ver si las empresas que tercerizan el servicio invierten en él, ya que la realidad que se vive en el Valle de Lerma muestra que el servicio va decreciendo.

En la asamblea también se analizó la alternativa de “el boleto social”, que fue presentada en los medios como una “solución” para el Valle. El “boleto social” anunciado por Saeta para los carentes de recursos, cuyos requisitos aún no se conocen, fue presentado en los medios de Rosario como una iniciativa propia, por el actual senador provincial “Topo” Ramos. Ramos junto a otros legisladores, que votaron el presupuesto 2019, a la CTA local y a la directiva de Atres (trabajadores rurales) se reunieron con funcionarios de la AMT (Autoridad Metropolitana de Transporte) y presentaron el “boleto social” como la solución definitiva ante el boletazo. La CTA y Atres, intentaron forzar el levantamiento de la asamblea y movilización. Los propios vecinos al analizar el planteo repudiaron a estos dirigentes, denunciando además que están buscando que el pueblo no se movilice frente a este brutal ataque al bolsillo.

El “boleto social” estaría dirigido para los pensionados y carentes de recursos (que pasen por una inspección ambiental), cuyo uso del boleto hoy está en cuestión porque no lo pueden pagar. Establece un 40% de descuento en 40 boletos mensuales.

La zanahoria de que ahora el colectivo de Rosario de Lerma llegará hasta la avenida Belgrano, otro de los anuncios de los “gestores”, es prácticamente una burla, frente a un boletazo que les garantizará ganancias extraordinarias a los empresarios de Saeta.

Muchos son los partidos de gobierno y organizaciones sindicales que le plantean al trabajador del valle de Lerma que se quede en su casa, porque esto se arregla con una gestión de un grupo de concejales o parlamentarios. Lo cierto es que las instancias parlamentarias en donde se discutió toda esta política fueron avaladas por los mismos sectores políticos, que hoy trabajan para Saeta, para que la gente no se movilice y el boletazo pase.

Los trabajadores del Valle hoy tenemos el desafío de pasar por encima de estas maniobras, de convocarnos y organizarnos para poner de pie a los trabajadores de todos los municipios para rechazar el aumento del boleto y discutir cuál es el servicio de transporte que verdaderamente necesitamos. Este camino representaría una verdadera salida. Manos a la obra. Continuemos organizado asambleas, reuniones en cada barrio y en cada municipio, para construir una fuerza social que tire abajo el boletazo.

TE PUEDE INTERESAR: Abajo el boletazo de Urtubey

En esta nota:

Compartir

Comentarios