fbnoscript
23 de enero de 2019

Río Negro: los responsables políticos de los tarifazos en el transporte

Por la estatización del servicio en toda la provincia.

En Río Negro avanzan los tarifazos en el transporte, de la mano del gobierno de Alberto Weretilneck (Juntos Somos Río Negro). Ante el recorte de los subsidios de Nación, las empresas que se beneficiaron de ellos por años son ahora “compensadas” con aumentos que recaen sobre los ya golpeados ingresos de trabajadores, estudiantes y jubilados.

Todos los partidos que integran la Legislatura provincial (JSRN, PJ y UCR) convalidan esta política.

Autorizada por el Ministerio de Obras y Servicios Públicos, la empresa de colectivos Ko-Ko, que opera en la provincia de manera monopólica hace décadas, ha implementado un nuevo aumento del boleto de un 25% para los recorridos interprovinciales. La suba acumulada desde 2015 es de 200%, sin que ello se exprese en la mejora del servicio, fuertemente cuestionado por los usuarios. Esta empresa, propiedad del grupo empresarial Vía Bariloche (familia Trapa), también ha sido beneficiada por Weretilneck con la concesión para operar en el Cerro Catedral de Bariloche hasta 2056.

Tarifazos locales

En las ciudades en donde operan empresas de ómnibus, también estas están privatizadas, y han procedido a nuevos tarifazos. El diario Río Negro (17/1) informa que con las actuales gestiones, el boleto tuvo aumentos de entre 130 y 237%.

Todos los gobiernos, sean estos justicialistas (Roca), radicales (Viedma), macristas (Cipolletti) o del oficialismo provincial (Bariloche), han venido aceptando los recortes en sus presupuestos municipales, habilitando los tarifazos y renovando las concesiones, sin que exista un mejoramiento del servicio. Los aumentos son otorgados por las gestiones locales, en algunos casos incluso por decreto, desechando la legislación e ignorando las audiencias públicas -como en el caso de Cipolletti.

En algunos casos, como el de General Roca, la empresa ya redujo horarios y recorridos, y hasta amenazó con reducir la planta si no consigue los aumentos exigidos -sin que el intendente Martín Soria, precandidato a gobernador por el PJ, se haya inmutado.

Lejos está de la agenda de estos gobiernos, socios de las empresas, exigirle a sus dueños que abran los libros contables, para que se conozca su verdadera situación financiera.

Salida

El Frente de Izquierda y el Partido Obrero denunciarán en la campaña electoral estos tarifazos y la política proempresarial de los partidos del régimen.

Se plantea la necesidad de estatizar el servicio del transporte bajo control obrero mediante una comisión conformada por trabajadores y usuarios.

MIRÁ TAMBIÉN: Rio Negro: La izquierda dará batalla en las elecciones

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios