fbnoscript
7 de febrero de 2019

Los docentes de Santa Fe preparamos el no inicio y un plan de lucha

Por Lucho Cáceres
Secr. Adj. de Amsafe Rosario

El martes 5 de febrero, el Gobierno provincial convocó a la primera reunión de la paritaria docente. La misma dio cuenta de que el gobierno de Miguel Lisfchitz pretende continuar con la línea del gobierno nacional de cerrar acuerdos salariales a la baja, acatada por el conjunto de los gobernadores: el Gobierno provincial pretende reeditar el acuerdo paritario del año pasado, con el eje en una “cláusula gatillo” que no es tal ya que se aplicaría con un retraso de dos meses. Recién en marzo de este año los docentes terminaríamos de cobrar el aumento paritario de 2018. Este retraso, en un cuadro inflacionario como el actual, que significó que en 2018 la docencia pierda casi $15.000 de poder adquisitivo. Para peor, luego de la reunión paritaria, el ministro de gobierno Farías condicionó la continuidad de la cláusula gatillo a la revisión de su impacto en la masa salarial y agregó que las negociaciones salariales este año están signadas "por la quita de transferencias del gobierno nacional a la provincia”.

El gobierno provincial pretende desmarcarse del macrismo pero son ellos mismos lo que gobiernan bajo su libreto. Lifschitz viene de firmar el “pacto fiscal” que refrendaron el PJ y la UCR en la legislatura por el cual el Estado provincial dejará de recibir este año $8.300 millones. El gobierno santafesino recibió sin más el recorte del fondo sojero, mostrándose incapaz de establecer un rumbo económico alternativo en la provincia que concentra el 87% de la producción de aceite y subproductos de soja del país y por cuyos puertos se fugan las ganancias millonarias de las cerealeras. Revertir esta situación requeriría medidas consfiscatorias del capital agroexportador y por ende un choque con su base social capitalista.
Mientras tanto, proliferan en la provincia tarifazos en el agua, la luz, el gas y el transporte que vienen socavando de raíz el poder adquisitivo de la familia trabajadora.

Por su parte, la conducción provincial de Amsafé pretende preservar estos acuerdos, razón por la cual se ha opuesto férreamente al reclamo de la reapertura de la discusión salarial que impulsamos el año pasado desde Amsafé Rosario junto con otras seccionales.

Un balance de lo transcurrido en 2018 en Santa Fe da cuenta de la tregua sostenida por la comisión directiva provincial con el gobierno de Lifschitz y de la entrega de nuestras reivindicaciones por parte de esta dirección. Al acuerdo salarial a la baja que intentaron hacer pasar dibujando porcentajes truchos hay que sumarle la convalidación de la “tablita” de Balagué, la inacción ante los tarifazos que sufrimos en el IAPOS y los descuentos compulsivos vía Auditorías médicas y la negativa a tomar los reclamos de los docentes reemplazantes. Han rechazado convocar a una Asamblea Provincial y se oponen a un Congreso de Delegados de base porque privilegian sus acuerdos políticos por sobre los reclamos docentes.

Más que nunca, necesitamos asambleas y plenarios de delegados para preparar el no inicio y un plan de lucha para exigir un básico nacional unificado de $25.000 y un aumento del 30% en cada categoría, retroactivo a enero, con actualización automática, camino a la canasta familiar. En los últimos años, se profundizó la brecha entre el salario inicial docente -que hoy apenas supera los $20.000- y la línea de pobreza -demarcada por la canasta básica alimentaria que está en $26.000-. Es decir, que más de la mitad de la docencia santafesina hoy se encuentra por debajo de la línea de pobreza.

Desde la agrupación Tribuna Docente nos oponemos a la línea de conciliación de la conducción provincial de Amsafe, que apunta a cerrar sin lucha y con un acuerdo salarial a la baja y llamamos a organizarnos por todas la reivindicaciones pendientes: la derogación de la “tablita”, el cobro de lo adeudado del aguinaldo, el aumento de las asignaciones por hijo, la derogación del impuesto a las ganancias y todo nuestro pliego.

El próximo 14 de febrero Amsafe Rosario adhiere a la jornada de lucha nacional impulsada por el sindicalismo combativo, que tendrá su expresión en Rosario y será una primera instancia para llevar a la calle estos reclamos.

El 16 de febrero participaremos masivamente del Congreso Nacional de Tribuna Docente junto con la docencia combativa de todo el país para organizar el no inicio a nivel nacional y preparar las elecciones de Amsafe, para defender la Amsafe Rosario recuperada y desenvolver una política por una nueva dirección en toda la provincia.

En esta nota:

Compartir

Comentarios