fbnoscript
14 de febrero de 2019

El Plenario Sindical Combativo se movilizó en todo el país

Más de 10 mil compañeros marcharon en Buenos Aires
El Plenario Sindical Combativo se movilizó en todo el país

Fotos: Fede Imas, Juan Diez, Lilen Corti, Nicolás Parodi

La importante movilización realizada hoy por el Plenario del Sindicalismo Combativo y otros sectores en lucha, como parte de una jornada nacional que incluyó piquetes y cortes en Misiones, Chaco, Salta, Neuquén y otras provincias, reunió a más de 10 mil compañeros que marcharon desde la Plaza Congreso hasta Plaza de Mayo en rechazo a los tarifazos, la ola de despidos y la tentativa del gobierno de avanzar con la reforma laboral.

El sindicato del Neumático, la seccional Oeste de la Unión Ferroviaria, la Asociación Gremial Docente de la UBA (AGD-UBA), Ademys y el sindicato de profesionales de la salud (Cicop), entre otros, estuvieron entre los convocantes a la movilización de la cual participaron también delegaciones de trabajadores en lucha, como las de los compañeros de Interpack, Cofco-Nidera, Pilkington, Siam, Sport Tech, el INTI y el Belgrano Norte, así como una importante columna del Polo Obrero. También estuvieron presentes la Fuba y las organizaciones piqueteras MTR-Cuba y Votamos Luchar.

La marcha, que fue seguida en vivo por varios canales de noticias, culminó con un acto en la Plaza de Mayo que fue abierto por el secretario general del Sutna, Alejandro Crespo, y en el que también intervinieron Ileana Celotto, secretaria general de AGD-UBA; Jorge Adaro, secretario general de Ademys; Guillermo Pacagnini, secretario general de la Cicop (profesionales de la salud); Eduardo “Chiquito” Beliboni (Polo Obrero); compañeros de aceiteros, Pilkington, y del Hospital Italiano; y Rubén “Pollo” Sobrero, secretario general de la seccional Oeste de la Unión Ferroviaria. Acompañaron la marcha la diputada nacional Romina Del Plá y los dirigentes del PO Néstor Pitrola, Gabriel Solano, y Marcelo Ramal, también Juan Carlos Giordano (Izquierda Socialista) y Vilma Ripoll (MST).

“Un rumbo para toda la clase obrera”

Alejandro Crespo, secretario general del Sutna, cuestionó fuertemente el procedimiento preventivo de crisis presentado por la empresa Fate, tras el cual se esconde el propósito de avanzar sobre las condiciones laborales. “Ni se le ocurra a Madanes Quintanilla [jefe del grupo empresario], con 1600 millones de dólares en el bolsillo, decir que tiene un problema económico”, advirtió Crespo. “Se va a enfrentar a un gremio que está con los trabajadores. Si toca a un compañero de Fate, va a abrir la caja de Pandora”, completó. Planteó la necesidad de un paro activo de 36 horas y de un congreso nacional de trabajadores.

Ileana Celotto, secretaria general de AGD-UBA, señaló que la movilización “abre un rumbo al conjunto de la clase obrera para enfrentar la tregua de las centrales sindicales”. Denunció que esta tregua busca aislar las luchas del movimiento obrero. Y planteó un paro activo de 36 horas como parte de un plan de lucha hacia la huelga general para terminar con el ajuste del gobierno que se replica en las provincias.

Denunció también que la tregua se inscribe en una política electoral de la burocracia, asociadas todas sus fracciones a alguna de las alas del peronismo, variantes contrarias a los intereses de los trabajadores. En el plano de la lucha del movimiento de la mujer, esas corrientes llaman a deponer la lucha por la legalización del aborto y a la unidad de “pañuelos verdes” y “pañuelos celestes”.  “Eso es una traición a uno de los más grandes movimientos de lucha del año pasado”, enfatizó. En ese punto, planteó la importancia de un paro para el 8M, día internacional de la mujer trabajadora.

Celotto planteó también la prohibición de despidos y suspensiones, el salario igual a la canasta familiar, la nacionalización del comercio exterior y la banca, como elementos de una salida de los trabajadores y la izquierda para que la crisis la paguen los capitalistas, y no los trabajadores.

Por su parte, Rubén “Pollo” Sobrero, de la seccional Oeste de la Unión Ferroviaria, resaltó el significado de la marcha en su intervención de cierre. “Mientras la burocracia está escondida detrás de alguna sotana, nosotros estamos donde tenemos que estar, luchando en las calles”, dijo.

Conflictos

Entre los oradores hubo referentes de importantes conflictos actuales. Jorge Adaro, secretario general de Ademys, se refirió a la lucha que evitó el cierre de las escuelas nocturnas en la Ciudad de Buenos Aires y dijo que “fue un conflicto que se ganó en la calle. Con la docencia articulada con los estudiantes, con la movilización, el paro y la asamblea”.

“La crisis la tenemos los trabajadores que no tenemos para pagar la Sube y la comida de nuestros hijos”, dijo Esteban Salvatierra, de la Corriente Sindical 18 de Diciembre y despedido de Pilkington, quien mencionó en su intervención el mes de acampe contra los despidos en la empresa autopartista y que contó la solidaridad de vecinos y trabajadores.

Maxi, de aceiteros, se refirió al conflicto en Cofco-Nidera de Valentín Alsina, que ya lleva 40 días tras un cierre de planta que amenaza con dejar 200 personas sin trabajo. “Se quieren sacar de encima un convenio que molesta”, dijo, y denunció los planes de flexibilización de las patronales.

Guillermo Pacagnini, secretario general de la Cicop, denunció los despidos y las suspensiones y llamó a “desarrollar el Plenario Sindical Combativo como un polo de articulación de dirigentes clasistas y antiburocráticos”.

 

En las calles

Eduardo Belliboni, del Polo Obrero, repasó las acciones desarrolladas a nivel nacional para concluir que “en todo el país se levantó la bandera y el reclamo del Plenario Sindical Combativo”. Reivindicó el frente de organizaciones piqueteras que salió en diciembre a luchar por trabajo genuino y la apertura de los programas sociales y cuestionó en cambio la política de contención desarrollada por el triunvirato de San Cayetano.

La movilización se solidarizó con Raquel Blas y Héctor “Tito” Fresina, luchadores mendocinos que van a juicio por cortar la calle en ocasión de un paro nacional de estatales en 2016. También reclamó el cese de la persecución sindical de Cristian Luna, secretario general del Sindicato de Enfermeros de la provincia de Tucumán. Y se solidarizó con la ex diputada neuquina Patricia Jure ante las amenazas de muerte recibidas por su lucha en favor de los derechos de las mujeres.

Compartir

Comentarios