fbnoscript
21 de febrero de 2019

Chaco: de la crisis política a las elecciones

La nota de las elecciones en la provincia del Chaco es la crisis del conjunto de los bloque políticos patronales a la hora de encarar la elección.

Diversos voceros oficiales han dado por “agotado” el Frente Chaco Merece Más, que gobierna la provincia capitaneado por el PJ. El gobernador Domingo Peppo anunció su alineamiento con Argentina Federal, sosteniendo que no quisiera “terminar con Unidad Ciudadana”. Jorge Capitanich (intendente de Resistencia), en tanto, sin romper el frente provincial, se mantiene alineado con el kirchnerismo. Por estas horas, define su candidatura a gobernador en el marco de unas eventuales Paso.

El gobierno de Peppo planteó abiertamente el apoyo a las medidas del macrismo a cambio de concesiones para la provincia, pero no tuvo ninguna contrapartida. El peso del ajuste se descarga con todo su rigor sobre una provincia sumida en la miseria. Mazazos al salario, parálisis de la obra pública, desocupación creciente, pobreza en los barrios, cierres de fábricas y el retroceso en las fuentes de trabajo. A esto se suma la crisis producto de las inundaciones, que dejó al desnudo por un lado una crisis ambiental de enormes dimensiones (Chaco encabeza prácticamente el ranking de desmontes), así como los déficits enormes de vivienda y obra pública en las barriadas de Resistencia.

A esta crisis social se agrega la ofensiva judicial contra un gobierno cuyo principal funcionario (Horacio Rey) está preso por un desfalco al presupuesto del Estado, y que debe abordar causas judiciales que comprometen al gobernador. Hay dos intendentes presos por el robo a los fondos para viviendas, uno de ellos, el hermano del ex ministro de Gobierno, actual ministro de Ambiente.

Si este gobierno al borde del naufragio pudo capear la tormenta, es por el rol de colaboración de la burocracia sindical y piquetera, que osciló entre movilizaciones y paros sin continuidad, y planteos de rescate. El PCR, por ejemplo, realizó una enorme movilización con la consigna “Peppo, ¿de qué lado estás?”; cuando el gobernador ya definió perfectamente su “lado” en la lucha de clases. El movimiento huelguístico más importante del año fue la huelga docente, pero quedó relativamente aislada y no tuvo la fuerza suficiente para imponer sus reclamos.

Es en este cuadro que fue ganando terreno la candidatura eventual de Capitanich, para intentar rescatar al PJ del marasmo. Pero lejos de eso, por un lado, la candidatura de Capitanich podría llevar al PJ a la ruptura o las Paso. Por otro, se trataría de una voltereta dentro del mismo (y quebrado) régimen de gobierno. Una expresión de inmovilismo político en un cuadro de crisis social profunda. De una eventual candidatura de Capitanich depende la integración de Unidad Ciudadana al Frente Chaco Merece Más, luego de su presentación independiente en 2017.

La UCR

La UCR, por su lado, también se encuentra severamente golpeada. Luego de ganar las elecciones de medio turno en 2017, su candidata estrella, Aída Ayala, está afrontando una causa por lavado de activos por el fraude perpetrado, junto al secretario general de los Municipales, Jacinto Sampayo, contra la intendencia de Resistencia. Aida debería estar presa, si no fuera por la protección de la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Cámara de Diputados, donde Cambiemos viene cubriéndola y llevando a la larga el tema para evitarle la prisión mediante los fueros.

El radicalismo también está quebrado, y el senador Angel Rozas, adversario de Ayala, se apuró a largar la candidatura de su delfín Carim Peche (de Sáenz Peña), que nace renga por el rol de ajuste del gobierno nacional, abiertamente repudiado, por la caída en desgracia de la principal figura del radicalismo provincial y por el quiebre al interior del radicalismo.

A río revuelto

Frente a este panorama de crisis, es natural que hayan comenzado a surgir expresiones de recambio por fuera del PJ y la UCR. Los evangélicos amenazan con conformar un partido, que no va a recoger ninguna de las necesidades vitales del pueblo del Chaco pero sí la hostilidad absoluta contra todos los reclamos de las mujeres. Darío Bacileff Ivanoff, ex vice de Capitanich cuando éste era gobernador, lanzó su candidatura para explotar los planteos bolsonaristas y represivos, contra las movilizaciones populares. Carlos Alabe, referente de la Fundación “Ciudad Limpia”, se largaría como candidato de un partido (Ciudadanos a Gobernar), que viene de apoyar al PJ en las últimas elecciones, antes a Sergio Massa, y sigue una trayectoria sinuosa y oportunista sin ningún tipo de planteo de fondo.

Nuestro planteo

Lo que caracteriza a todas estas expresiones es la absoluta falta de programa para resolver las necesidades acuciantes de la provincia. El Partido Obrero, en cambio, viene desarrollando una alternativa sobre la base de un programa que arranca por la satisfacción de las necesidades populares más golpeadas por la crisis. Planteamos que la crisis la tienen que pagar los capitalistas. Un salario igual a la canasta familiar para todos los trabajadores. La puesta en funcionamiento bajo control obrero de las empresas que cierren o despidan. El 82% móvil real, blanqueando las sumas en negro. El loteo masivo de las tierras fiscales para garantizar el acceso a la tierra para cada familia, y un plan masivo de construcción de viviendas bajo control de las organizaciones populares y vecinales. Para llevar adelante estas medidas, es necesario terminar con todo el régimen de ajustadores y vaciadores de Cambiemos y el peronismo en el país y la provincia, mediante una asamblea constituyente soberana que tome las medidas urgentes para resolver las necesidades acuciantes de los trabajadores de todo el país, comenzando por el no pago de la deuda externa.

Durante todo el 2018, con Aurelio Díaz, peleamos por este programa desde la Cámara de Diputados. Planteando terminar con los tarifazos, garantizar el acceso a la tierra de las familias sin techo, o defendiendo los reclamos de las mujeres, el acceso a la educación sexual integral para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir.

Ahora, vamos a una campaña por el desarrollo de una alternativa en cada localidad de la provincia, llamando a movilizarse contra el ajuste y a poner en pie una salida de la izquierda y los trabajadores frente a la crisis.

Compartir

Comentarios