fbnoscript
13 de marzo de 2019

Una audiencia trucha para el boletazo en el Subte

Aumentará un 200% en un año.
Una audiencia trucha para el boletazo en el Subte

Legislador Gabriel Solano (FIT) junto a trabajadores del subte y estudiantes

En la tarde del miércoles se realizó la Audiencia Pública para avalar el aumento de la tarifa del Subte que el gobierno de Larreta y la empresa Metrovías quieren llevar a 21 pesos en el mes de abril. Se trata de un tarifazo sobre otro tarifazo, completando un aumento de casi el 200% en el lapso de un año, superior a cualquier índice de inflación y, ni que decir, salarial. Para resguardar la audiencia del repudio de la población a esta nueva confiscación, el gobierno ordenó realizarla en Parque Chacabuco, en un centro cultural pequeño y de difícil acceso, que para colmo fue rodeado de vallas.

La Audiencia de por sí no es vinculante –lo cual alcanza para definirla como una truchada. Los funcionarios de Sbase y los gerentes de Metrovías ni siquiera se toman el trabajo de rebatir las objeciones del puñado de vecinos que pudo acceder al lugar ni las de los especialistas, legisladores opositores o incluso auditores de la Ciudad. Frente el recurrente señalamiento de los auditores respecto de que Metrovías falsea el cálculo de la tarifa técnica para engrosar los subsidios, el gobierno porteño ha respaldado a la empresa. El año pasado se le otorgaron más de 800 millones de pesos adicionales por este mecanismo, un fraude contra el Estado de la Ciudad de un enorme alcance.

 

El Frente de Izquierda se movilizó a la audiencia junto con trabajadores y delegados de Metrovías, estudiantes de la Fuba y terciarios y el legislador Gabriel Solano. Los estudiantes reclamaron un Boleto Educativo Gratuito, que garantice el acceso a la educación pública amenazada por el costo imposible del boleto. Los trabajadores del Subte denunciaron el vaciamiento de la empresa, que redunda en derrumbe del servicio y la seguridad de usuarios y trabajadores. En los últimos años, seis trabajadores perdieron la vida por este motivo.

El legislador Gabriel Solano denunció que el tarifazo beneficia a Roggio, un empresario que reconoció utilizar el dinero de los subsidios para coimear funcionarios, que forma parte de los “cuadernos de la corrupción” kirchnerista… y macrista. En la Legislatura porteña, con los votos del macrismo, le prorrogaron concesión, actuando como una verdadera asociación ilícita en connivencia con los empresarios.

 

“En la audiencia pública denunciamos el tarifazo y reclamamos cambiar drásticamente la situación. Mientras detrás del aumento están las multinacionales que quieren quedarse con la concesión, el Partido Obrero-Frente de Izquierda postula que el subte pase a manos del Estado y que su gestión sea controlada por los trabajadores. Roggio es responsable de muerte de compañeros trabajadores del Subte y de prestar un servicio pésimo. Subsidiarlos es un acto delictivo. Reclamamos la estatización y control del Subte por los trabajadores” afirmó Solano.

 

Mientras premia a Roggio con 200% en un año, Larreta castiga a los docentes y a los trabajadores de la salud con una rebaja salarial de 15 puntos. Gobierna para los empresarios amigos y corruptos que saquean los recursos de la Ciudad. La bronca contra esta confiscación debe transformarse en movilización para terminar con los tarifazos y todo el régimen confiscatorio de Macri, Larreta y el FMI.

En esta nota:

Compartir

Comentarios