fbnoscript
28 de marzo de 2019 | #1542

Abajo el régimen de la pobreza

Inmediato paro activo nacional

La estadística lo dice: el 31% de los argentinos no llega a la línea de pobreza.

O sea que no cubre sus necesidades de alimentación, transporte, vestimenta o salud. Si se incluyeran los gastos de alquiler, esa cifra superaría el 40%.

La escalada de suspensiones y despidos deja, todos los días, a nuevos compañeros sin sustento.

Pero a esta altura, ¡no sólo son pobres los compañeros desocupados o precarizados!

Es pobre, también, una parte importante de los trabajadores que cobran un salario en blanco.

Como los docentes, que en 17 de las 24 provincias no llegan a la canasta de pobreza.

La situación se agravará con los nuevos tarifazos en la luz y el gas, que llegan al 30%.

Y, por supuesto, con la nueva devaluación que está en marcha. El dólar a 45 pesos implica más carestía en los alimentos y en toda la canasta familiar.

Este es el régimen que han parido el macrismo y sus cómplices, el Pejota-kirchnerismo que gobierna numerosas provincias y que le ha votado más de cien leyes al gobierno.

Entre ellas, las que garantizaron que el ahorro nacional alimente a los buitres de la deuda. Y que el bolsillo popular se banque, todo el tiempo, nuevos tarifazos.

Este régimen de la pobreza tiene otro socio de hierro: la burocracia de los sindicatos, que mira para otro lado cuando cae el salario y arrecian los despidos.

O pide rescatar a las patronales, en vez de plantarse en defensa de los trabajadores.

Para enfrentar a la pobreza y sus gobiernos necesitamos poner de pie a la clase obrera y a sus organizaciones, para que la crisis la paguen los capitalistas.

Ese camino -el de la lucha- es el que nos muestran los compañeros de Fate y el Sutna, las obreras de Textilana, los docentes de Salta, de Chaco, de La Rioja, de los Suteba combativos, los piqueteros del Polo Obrero, los universitarios de Conadu Histórica.

Congreso de bases de todas las centrales y sindicatos, con delegados mandatados por la base.

Inmediato paro activo nacional de 36 horas y plan de lucha, por un salario igual a la canasta familiar, por el reparto de las horas de trabajo sin afectar el salario, ni una suspensión ni despido más. Anulación de los tarifazos.

Terminemos con el régimen de la pobreza y el hundimiento nacional.

Compartir

Comentarios