fbnoscript
3 de abril de 2019

Tucumán: la rebelión de la luz, la crisis política y las elecciones

La llegada del último recibo de la luz con tarifas escandalosas ha desatado una rebelión popular. La reacción en primer momento se volcó directamente sobre la empresa EDET, responsable de la distribución domiciliaria, y por lo tanto también de la conexión, cortes o reconexión. La boletas llegaban para todo un sector de trabajadores carenciados con cifras de 5 a 12 mil pesos. “Pagar la luz o comer”, “pagar la luz o comprar los remedios”, se transformaron en frases emblemáticas. En ciudad Alberdi detonó la primera protesta que terminó con el incendio de las oficinas de EDET. Luego las protestas se extendieron como reguero de pólvora: Monteros, Tafí Viejo, Concepción, Famaillá. Todo se sucedía por autoconvocatorias. En las distintas sedes de EDET, las respuestas oscilaban en el compromiso de no producir cortes, revisar las boletas u ofrecer planes de pagos. Hubo denuncias de que, frente a una boleta de 8.000 pesos, los empresarios ofrecían refinanciarla, contra un anticipo de 3.000 pesos, en 36 cuotas, acumulando intereses que al final llegaban en total a sumar 28 mil pesos.

Luego de la primera semana, las movilizaciones comenzaron a dirigirse no sólo a la empresa sino también a los municipios, involucrando directamente al poder político. Los Concejos Deliberantes comenzaron a reunirse de emergencia. Algunas sesiones se trasmitían en vivo. Las concentraciones se transformaban en verdaderas audiencias públicas. El reclamo iba orientado a que se eliminara el cobro de la tasa municipal, que según la zona, oscilaba entre 700 y 900 pesos. La gente se agolpaba dentro de las salas de sesiones y desbordaba. Los concejales en todos los concejos atinaban a pedir disculpas, a justificar el cobro de la tasa municipal para hacer obras de alumbrado y a señalar que las tarifas abusivas no se solucionaban eliminando esas tasas, que la culpa la tenía el gobierno nacional o, según el bando político del concejal, el gobierno provincial. La gente se metía en las deliberaciones. Comerciantes, pequeños empresarios, punteros, gente común. Los partidarios de Manzur denunciaban a Macri. Los de Alperovich, a Macri pero también a Manzur, mostrando la división del PJ. Los radicales de Cambiemos denunciaban la responsabilidad de Manzur por haber firmado el pacto fiscal. La gente con mayor sentido común, denunciaba a ambos. En todas estas interpelaciones públicas las cosas se iban calentando: los concejales, en todos los casos, votaban por unanimidad eliminar o suspender el pago de las tasas sus propios pellejos. En algún municipio importante, como es el caso de Yerba Buena, se adelantaron para evitar que la gente se movilizara al municipio y decidieron eliminar la tasa municipal.

Acto frente al EDET

Estos pequeños, pero a la vez importantes triunfos, dieron empuje al proceso de lucha en curso. En Monteros se hizo una marcha de las velas con 1.500 participantes. En otras ciudades se formaban piquetes para impedir que salgan las camionetas a realizar los cortes de servicios. En otros casos, piquetes para impedir el pago. En varios lugares se echó a correr la consigna de no pago. Tucumán cuenta con la que haya sido quizás la única experiencia de haber volteado una privatización menemista, la del servicio del agua, sobre la base de un boicot masivo al pago de la tarifa, que obligó al monopolio Vivendi (y una de las más grandes del rubro), a retirarse de la concesión. Finalmente, el servicio tuvo que ser reestatizado.

Lo que comenzó como autoconvocatorias por las redes, en varios casos, se transformaron en ollas populares, en asambleas populares.

El gobierno se encuentra sin respuesta, desbordado. Solamente atina a echarle la culpa a Macri, pero en el caso de Concepción ya procedieron a reprimir un piquete de mujeres que bloqueaban el pago de tarifas, provocando algunos heridos.

Crisis y elecciones

En todo ese cuadro, el Partido Obrero que está interviniendo en varios municipios. Impulsamos un acto frente a la oficina central de EDET que reunió unas 300 personas, en el que también se hicieron presentes delegaciones del PTS y del MST. Hablaron Daniel Blanco y Ariel Osatinsky, quienes denunciaron la corresponsabilidad de los gobiernos nacional y provincial en los tarifazos y convocaron a poner en pie asambleas populares, siguiendo el ejemplo la “Asamblea Popular de los Pueblos Postergados” del departamento de Leales, que reúne a representantes de diez pueblos que están luchando por la reconstrucción de caminos y rutas provinciales y que ya han producido acciones conjuntas que han obligado al gobierno a tener que modificar el presupuesto de obras y desbarataron diversos negociados. En función de esto, señalaron los voceros del PO, deíamos preparar sin demora movilizaciones de conjunto desde toda la provincia sobre el poder político provincial contra el tarifazo eléctrico.

Ariel OSatinsky, candidato a gobernador por el Partido Obrero en el Frente de Izquierda

Las elecciones generales provinciales previstas para el 9 de junio tienen como telón de fondo la bancarrota económica y financiera del país y la crisis política que envuelve al régimen que encabezan Macri y los gobernadores. Esta rebelión ya le está dando al proceso electoral un telón de fondo más preciso y explosivo porque todo un sector de la población se ha puesto en movimiento superando la charlatanería demagógica de manzuristas, alperovichista y macristas, y está empujando al pueblo a autoorganizarse para reimponer las tarifas sociales, pero no sólo en relación a los montos de ingreso familiar, sino en relación a la población de trabajo temporarios; la reconexión de los servicios cortados, la eliminación de todos los punitorios a las boletas impagas, la eliminación de todos los impuestos nacionales y provinciales que sobrecargan las tarifas; volver a las tarifas de diciembre del año pasado y que en ningún caso supere el ingreso del 5% del ingreso de una familia trabajadora.

Todo este proceso de lucha contra los tarifazos fue analizado en la Conferencia provincial que el PO realizo el sábado 30, donde se consagró la candidatura a gobernador de Ariel Osatinsky, dirigente del sindicato universitario de la provincia. El inicio de la campaña electoral estará íntimamente vinculado a todos estos procesos de lucha y auto organización popular.

Adelante.

En esta nota:

Compartir

Comentarios