fbnoscript
4 de abril de 2019

A 6 años, los inundados de La Plata volvieron a marchar

Los familiares de muertos y de víctimas de la inundación de La Plata de 2013 realizaron el martes 2 de abril una nutrida movilización por la capital bonaerense.

A seis años de la inundación, que dejó como saldo al menos 89 muertos y una ciudad devastada por la falta de obras y de falta total de previsión por parte del Estado, continúan luchando junto a las asambleas barriales y otras organizaciones por un plan de obras hídricas, por un plan de contingencia y por justicia.

La marcha partió desde Plaza Moreno, frente a la Municipalidad, donde tuvo lugar un acto en el que se leyeron poemas y escritos y se leyó un documento que denuncia a Pablo Bruera, Daniel Scioli y CFK –en ese entonces intendente, gobernador y presidenta– como responsables.

La movilización se dirigió luego a los Tribunales de calle 8, donde viene de realizarse el juicio por la inundación que terminó en escándalo: un funcionario de baja jerarquía, un único imputado que llegó a juicio (el otro falleció antes de que comenzara), sólo fue condenado a pagar una multa de 12.500 mil pesos. Se cantó contra el fiscal Jorge Paolini, quien arregló que el juicio fuera abreviado (un solo día) y asegurar así la impunidad para los responsables políticos de la inundación y el silencio para las víctimas; uno de los reclamos, precisamente, fue el de juicio político al funcionario –un planteo en el que se encuentran trabajando los asambleístas del barrio Tolosa, con la bancada del diputado provincial Guillermo Kane (PO-FIT) y los abogados de la Asociación de Profesionales en Lucha.

Los manifestantes se dirigieron de allí a la Casa de Gobierno provincial, donde se reclamó a la gobernadora María Eugenia Vidal por las obras y el fin de la impunidad. Vale recordar que luego de que la gobernadora anunciase, junto al presidente Mauricio Macri, que habían concluido las obras del arroyo El Gato, la ciudad se volvió a inundar a causa de un temporal.

Sigue la lucha

Las recientes declaraciones del intendente Julio Garro (PRO) de que sentía “vergüenza” por el fallo judicial (El Día, 3/4) comportan un cinismo considerable. Garro viene desenvolviendo una política de defensa y promoción de los pulpos inmobiliarios, que agrava el riesgo de inundaciones en la ciudad.

Los vecinos de Tolosa han presentado junto a Guillermo Kane un proyecto en la Legislatura ante el inicio de emprendimientos inmobiliarios en la zona, que planteaba la expropiación de los terrenos, prohibir cualquier construcción en ellos para que sean áreas de absorción pluvial y a su vez convertirlos en espacios recreativos. Incluso cuando el proyecto tiene despacho favorable en la comisión de Tierras de la Cámara de Diputados provincial y cuenta con el visto bueno de los funcionarios técnicos del municipio, Garro ha autorizado a la inmobiliaria Dacal y las constructoras para que empiecen las obras, generando la indignación de los vecinos, que continúan con medidas de lucha tras la movilización del 2.

Desde el Partido Obrero planteamos la derogación del Código de Ordenamiento urbano y el enjuiciamiento al fiscal Paolini y a todos los responsables políticos de la inundación. Seguiremos reclamando justicia y el fin de la impunidad.

Compartir

Comentarios