fbnoscript
15 de abril de 2019

Elecciones municipales en Córdoba: sigue la caída de Cambiemos

Este domingo 14 de abril se desarrollaron elecciones municipales en 127 municipios y comunas de las 427 que integran la provincia de Cordoba. Este adelantamiento del adelantamiento, fue impulsado principalmente por una parte de la UCR y el PRO, que veía en esa maniobra la posibilidad de retener los gobiernos locales sin seguir la suerte de la coalición macrista. El resultado ha sido igualmente negativo para Cambiemos. Si bien mantuvieron la mayoría de las intendencias que pusieron en juego, han sufrido un importante deterioro electoral que se expresó en la pérdida de varias ciudades y, por sobre todo, en una tendencia descendente.

La UCR mantuvo unos 70 municipios, pero perdió una decena a manos del PJ, entre ellos ciudades importantes como Malvinas Argentinas, Río Primero y Capilla del Monte, donde la UCR llevaba como candidata a intendente a Gabriela Negri, hermana del candidato a gobernador impulsado por el macrismo. Asimismo, la UCR retuvo Mendiolaza por apenas un uno por ciento. Esa caída no es compensanda con la victoria de la UCR en Pilar, donde ganó con apenas el 35% de los votos, una intendencia que venía gestionando el PRO. El balance “positivo” que se presenta desde el radicalismo solo da cuenta de la profunda crisis en que se encuentra ese partido, caracterizada por la división de cara a las elecciones de gobernador (con los candidatos Ramón Mestre y Mario Negri), como así también en relación al escenario nacional y su posible salida de Cambiemos.

Peor suerte sufrió el macrismo, que en algunas ciudades se presentó en alianza con algún sector marginal de la UCR y el juecismo, la fuerza del ex intendente y senador Luis Juez. En especial, el PRO trató de hacer pie en las importantes ciudades de sierras chicas, supuesto territorio del árbitro Héctor Baldassi, pero su retroceso fue notorio. En Villa Allende, el golfista Eduardo “Gato” Romero retuvo la intendencia pero cayendo del 45% al 36% de los votos. En Mendiolaza su candidata quedó tercera con el 17%, en Agua de Oro obtuvo el 28%, en Saldan sacó el 18%. En Salsipuedes el macrismo no presentó lista, pero festejó el triunfo del vecinalismo. Estos limitados resultados significan el derrumbe del PRO a nivel provincial, que venía de obtener el 70% de Macri en el ballotage 2015, y el 50% de Baldassi en las elecciones de diputados del 2017. 

El peronismo

La caída de Cambiemos fue explotada por el peronismo, que puso en juego 18 municipios que gobernaba, perdió uno y se quedó en total con el gobierno en 28 localidades. Si hay un ganador en estas elecciones, puede decirse que es el gobernador Juan Schiaretti. No obstante, cuando vemos los resultados del PJ en los centros urbanos más importantes, y particularmente los cercanos a la ciudad capital, ese avance se desvanece.

La lista de Schiaretti quedó tercera en Villa Allende, retrocediendo a un 23% de los votos. En Mendiolaza quedó cuarta, con el 16%. En Salsipuedes obtuvo el 17%. En la ciudad de Pilar alcanzó el tercer lugar con el 15%. En Deán Funes salió en tercer lugar con poco más del 10%. El triunfo con el 47% de los votos de la formación “Hacemos por Córdoba” en Malvinas Argentinas donde se le quitó la intendencia a la UCR, no puede ser tomado íntegramente a favor de Schiaretti, pues la lista fue encabezada por el sector de “Malvinas Despierta”, un agrupamiento oportunista que tomó cuerpo en la lucha contra la instalación de Monsanto, y que ya en 2015 había quedado en segundo lugar a pocos votos de ganar el municipio.

La elección del FIT

El Frente de Izquierda se presentó en cinco localidades, con listas organizadas en su mayoría por los militantes del Partido Obrero de Villa Allende, Mendiolaza, Salsipuedes y Deán Funes, y en  Santa María por Izquierda Socialista. En general obtuvimos los resultados de las elecciones municipales anteriores, destacándose un leve avance en las ciudades de sierras chicas, donde pasamos del 2 al 3% en Villa Allende y Salsipuedes. Las listas fueron encabezadas por destacados luchadores en los sindicatos: Susana Rins del Suoem (municipales) en Villa Allende, Darío Atencio de Luz y Fuerza en Mendiolaza, Claudio Ordoñez de UEPC (docentes) en Deán Funes, y Lautaro Minelli y Víctor Spicogna de telefónicos en Salsipuedes.

No hubo un giro en la situación política y tampoco un crecimiento significativo de la izquierda. Pero la lucha política desplegada por nuestros compañeros deja dos grandes conclusiones. Por un lado se constituye un piso para ir por más Frente de Izquierda el próximo 12 de mayo donde apuntamos a ampliar nuestra bancada de tres diputados; y por otro, se ha abierto una importante periferia de simpatizantes que debe saltar al reagrupamiento socialista.         

Los resultados electorales no hacen más que reflejar la profunda fragmentación política que sufren los partidos patronales, lo que ya estaba presente en el propio proceso de los adelantamientos electorales. Redoblamos nuestros esfuerzos para luchar por una salida de los trabajadores y de la izquierda, para que la crisis la paguen los capitalistas.  

En esta nota:

Compartir

Comentarios