fbnoscript
20 de abril de 2019

Pergamino: Martínez, atado al derrumbe de Cambiemos

El intendente de Pergamino, Javier Martínez, no escapa a la crisis que atraviesa a la coalición Cambiemos. Martínez, que en 2015 ganó con una enorme ventaja, ve caer su imagen a un 30% de intención de voto de cara a las próximas elecciones. Martínez está atado al derrumbe generalizado de un gobierno que ha fracasado. 

A esto hay que sumarle la situación de crisis que atraviesa Pergamino, que no puede ocultarse debajo de la alfombra, con obras publicas de características cosméticas. Durante la última gran inundación, en diciembre de 2016, el gobierno no dio respuestas inmediatas a los sectores inundados. Agreguemos el presupuesto de ajuste que hizo pasar en el Concejo Deliberante (el mismo Concejo que votó a favor de los sucesivos aumentos del boleto pedidos por la empresa Nueva Perla), que prevé menores partidas presupuestarias para la obra pública y un aumento de las tasas municipales. Todo esto se traduce en una crisis comercial brutal, con el cierre de negocios, al mismo tiempo que se producen cientos de despidos y suspensiones en diferentes ramas de la producción, sobre todo en la textil. 

Con el clero y los capitalistas

Para paliar su acelerado derrumbe, Martínez quiere trabar un acuerdo con la iglesia evangelista de Pergamino, a quien le entregaría la conducción de una nueva subsecretaría, la de culto. A cargo de la misma quedaría el pastor Walter Thomas. Un acuerdo oscurantista y reaccionario, en el marco de fuertes luchas que está dando el colectivo de mujeres y la juventud por el derecho al aborto y la implementación de la Educación Sexual Integral. Este tipo de alianzas no son una novedad. En 2011, el ex intendente y actual diputado Cachi Gutiérrez, realizó un acuerdo con los evangélicos, a cambio del apoyo electoral que le permitiera revertir el resultado obtenido en las Paso de ese año. Los evangelistas, por este apoyo político, recibieron predios y galpones del ferrocarril.

El de Martínez es un gobierno de los lobistas de la Nueva Perla, los sojeros y el capital especulativo inmobiliario. Son los que garantizan los grandes negocios inmobiliarios, dando la espalda al déficit habitacional que atraviesa a los trabajadores de Pergamino. Son los mismos que convalidan las fumigaciones a cielo abierto de los sojeros. 

El gobierno de Martínez es, además, uno de los responsables políticos de la masacre de la comisaria primera, en donde fueron asesinados 7 jóvenes. 

Tarjeteros y artesanos en lucha

En el último tiempo le han estallado conflictos en la cara del intendente. Cerró a la baja la paritaria de los trabajadores municipales, que una vez más se vieron traicionados por los burócratas sindicales. Pero enfrenta un conflicto con los tarjeteros, a quienes se les ha privado de su fuente de ingreso, para poder dar paso a un sistema de estacionamiento medido privatizado. Esto implica, además, la privatización del espacio público. Lo que parecía un trámite exprés para el gobierno, se ha transformado en un boomerang. Los tarjeteros, organizados para preservar su fuente de trabajo, por medio de la juntada de firmas, han arrancado una audiencia pública, en la que va a quedar de manifiesto el carácter privatizador del proyecto de estacionamiento medido y sus objetivos confiscatorios. 

El intendente ha querido llevar adelante también un embate contra los artesanos que tienen sus puestos en la peatonal. Por medio de un fuerte operativo represivo, estos fueron desalojados de sus lugares de trabajo. Pero nuevamente la movilización y la solidaridad de diferentes sectores con los artesanos, lo hizo retroceder.

Por una salida de los trabajadores

Los que se dicen opositores lo hacen solo de manera declamativa. Ningún candidato en las últimas elecciones se pronunció en contra de esta política antiobrera de Martínez. Ninguno. Solo el Frente de izquierda y los Trabajadores y el Partido Obrero, han denunciado sistemáticamente a un régimen podrido que atropella a la población trabajadora, los sectores populares y la juventud. 

En oposición al gobierno ajustador de Martínez y la falsa oposición que ha acompañado esa política ajuste, desarrollemos una salida obrera y socialista para que la crisis no la paguen los trabajadores.
 

Compartir

Comentarios