fbnoscript
30 de abril de 2019

“Acciones cuasi terroristas”: otro apriete de Patricia Bullrich contra las luchas de los trabajadores

Fiel a su costumbre, la ministra de Seguridad Patricia Bullrich, exponente más caracterizada del ala “bolsonarista” del gobierno de Cambiemos, ha disparado declaraciones provocadoras en las vísperas del paro y la movilización sindical del 30, para colocar la amenaza de operativos represivos contra las acciones de lucha que se desarrollan hoy. La semana pasada había recibido con todos los honores oficiales al médico Cataldo que fue sometido a juicio por asesinar a un ladrón en “defensa propia”.

En la tarde de ayer acusó a chóferes de colectivos de “cuasi terroristas” por supuestamente realizar sabotajes para amedrentar a quienes quisieran carnerear el paro y aseguró que no permitiría cortes de calle ni piquetes.  

Bullrich ha retomado temas clásicos de este gobierno, que viene desarrollando desde que formó parte del gabinete del gobierno de De La Rúa: las “mafias” de los trabajadores estarían atentando contra la “libertad de trabajo”. Hasta acá lo de siempre: amenazas de represión (el corte de Puente La Noria de esta mañana se desarrolló sin embargo y por suerte sin represión policial) y la idea de que el gobierno que preside y defiende con acciones policiales y el visto bueno de sus ministerios una oleada brutal de despidos y suspensiones pueda hablar de libertad de trabajo de algún tipo.

“Este es el verdadero riesgo país”, dijo en referencia al paro. Un dislate. El gobierno de Macri ha fracasado innegablemente sobre sus propias premisas y la disparada del riesgo país responde al anuncio del acuerdo para volcar dólares destinados al pago de la deuda a intentar apaciguar la corrida del dólar. La pretensión de adjudicarle el riesgo de país a la acción de “desestabilizadores” es el mundo al revés. El verdadero escándalo nacional es la inacción sistemática de las centrales sindicales que realizan este paro como una acción tardía, desacompasada de fuertes luchas por despidos, cierres de fábrica, y paritarias salariales.

Mientras se desarrollaba la marcha a Plaza de Mayo, la policía detuvo a una veintena de manifestantes, en un episodio televisado extensamente, para enrarecer el clima de la jornada.

Rechazamos la provocación ridícula de esta funcionaria derechista, cualquier intento represivo y llamamos a defender y extender toda manifestación de los trabajadores en la pelea que encarnará la columna del Plenario Sindical Combativo, encabezada por gremios clasistas como el Sutna, por un paro activo de 36 horas y un plan de lucha que se extienda hasta derrotar el plan de guerra de Macri, el FMI y los gobernadores.

Compartir

Comentarios