fbnoscript
8 de marzo de 2007 | #982

Comunicado de prensa de APEMIA

D'Elía y Cafiero defienden al gobierno que acusa a Irán

Por Corresponsal
APEMIA
D’Elía y Cafiero no aportaron ninguna de las “pruebas” que prometieron presentar cuestionando el informe que el presidente Kirchner impulsó para sumarse a la agresión internacional que se prepara contra Irán.
 
Y aunque era de esperar que hicieran la defensa de un país “agredido” —acusado de ser el responsable internacional del atentado— llama la atención que terminaran por hacer una defensa del gobierno “agresor” y del mismo Poder Judicial responsable del encubrimiento del crimen que ellos, sin embargo, dicen querer esclarecer.
 
Presentan las políticas del gobierno como si Kirchner fuera la víctima de esta acusación preparada por los servicios secretos locales y extranjeros, ocultando que es el mismo gobierno quien las impulsó. “El gobierno aceptó el dictamen (del fiscal Nisman contra Irán)... es lo que tiene que hacer”, dijo D’Elía. Todo un reconocimiento para la misma ‘obligación’ exigida por los gobiernos de Estados Unidos, Israel y las organizaciones del lobby judeo-americano, de usar el esclarecimiento del atentado a la Amia al servicio de la guerra y de la condena internacional al régimen iraní, al cual D’Elía y Cafiero vienen a defender.
 
Por esta razón, ni a D’Elía ni a Cafiero se les ocurre pedir la renuncia de Nisman o el juicio político del juez de la servilleta. Por el contrario, Cafiero ya anunció que presentará la “documentación” ante el mismo fiscal y el juez Canicoba. Son los mismos datos ya aportados por el encargado de negocios de Irán.
 
“Que Kirchner tenga que apelar a los D’Elía y/o Cafiero —elementos marginales y desplazados del aparato del Estado— para llegar a un acuerdo con Irán por el tema Amia y poner en el freezer la escalada de su acusación, habla más de la crisis de la política del gobierno que de su reiterada declamación de esclarecer esta masacre. Las políticas de este gobierno son una vergüenza nacional”, señaló Laura Ginsberg.
 
“En medio de un contexto político internacional en el cual las grandes potencias buscan negociar con Irán una salida para EEUU de Irak, la estabilidad para el Medio Oriente y las condiciones del enriquecimiento de uranio, las políticas de Kirchner para acusar a Irán con la excusa del esclarecimiento de la voladura de la Amia y de la Embajada son un fracaso anunciado”, opinó Laura Ginsberg.
 
La investigación de la conexión internacional sigue los mismos pasos de la conexión local que terminó liberando a Telleldín y a los policías bonaerenses. No existe ninguna posibilidad de investigar nada si el gobierno no entrega los archivos que aún mantiene en secreto a una Comisión Investigadora Independiente. El ocultamiento de los archivos secretos facilita tanto manoseo a nivel nacional e internacional. Pero D’Elía y Cafiero ni se refieren a esta necesidad.

En esta nota:

Compartir

Comentarios