fbnoscript
13 de mayo de 2019

Jujuy: Un Peronismo fragmentado juega para un gobierno antiobrero y fracasado

Plantamos al FIT como la alternativa política de los trabajadores en la provincia

En Jujuy ya se están oficializando las listas, con lo cual se termina de aclarar el panorama de las fuerzas que van a intervenir en las elecciones adelantadas del 9 de junio, en el marco de un brutal derrumbe de la economía nacional, que afecta indefectiblemente a la provincia.

El operativo derechista del PJ no supera la división del peronismo

El peronismo viene de un derrotero que parece no tener fin, desde que perdió las elecciones en 2015, por primera vez desde el retorno de la democracia. El proceso de disgregación política ha servido por un lado, para la cooptación de todo un sector por parte de Cambia Jujuy, y por el otro, para fragmentar completamente el espacio, dividiendo al peronismo en cuatro frentes electorales a gobernador: el PJ, El Frente Juntos por Jujuy (del Senador Guillermo Snopek), el Frente Patriótico y Unidad Ciudadana con varias decenas de colectoras a los cargos legislativos.

El dato más significativo es, sin lugar a dudas, el de Julio Ferreyra, quien el mismo día del cierre de listas pegó un “bandazo” y se pasó de candidato de CONFIAR a candidato a gobernador por el PJ. El ex director del Registro Civil, saltó a la fama como un funcionario austero y honesto que venía a combatir la corrupción y los “dinosaurios” de la vieja política radical y peronista, terminó absorbido por el peronismo y llevando como primer diputado al propio Rivarola, Presidente del PJ y uno de los más cuestionados por sus vínculos con el oficialismo, sus negocios en la provincia y la perpetuidad en el manejo del partido. Ferreyra termina siendo un acto desesperado del propio Rivarola (PJ) de poner una figura que mida más de un dígito en intención de voto, sin embargo ha creado una desilusión muy grande en toda una franja que veía con simpatía a este personaje construido a partir de los medios y sin ningún programa, a quien callaron luego de declarar su propósito de achicar el Estado, eliminar los planes sociales, su rechazo al matrimonio igualitario y su negación de los 30.000 desparecidos por la Dictadura. En la conferencia de prensa declaró que no pueden hacer grandes proyectos porque el principal desafío es el pago de la cuantiosa deuda provincial, aumentada exponencialmente por el propio Morales.

A Ferreyra lo acompaña Adrián Mendieta, intendente de El Carmen y referente de la Liga de los Intendentes y concejales, es también un dirigente filo K que visitó las pasillos del Instituto Patria buscando la bendición de CFK, y quien previamente venía armando un espacio para disputar la gobernación por fuera del PJ junto a Unidad Ciudadana y el Frente Patriótico, junto a movimientos sociales. Todo este armado se quebró frente al planteo de un kirchnerismo sin violentos, o sea excluir a la Tupac Amaru; ese espacio terminó distribuido en las cuatro listas que se presentaron.

Morales y un proyecto que ha demostrado su fracaso

En su último discurso de apertura de sesiones de la legislatura, de claro tinte reeleccionista, Morales realizó un planteo devaluado para el objetivo que busca: presentó la venta del ingenio La Esperanza, el Tren a La Quiaca, el litio, el Parque Solar y las Zonas Francas como el cambio de matriz productiva y la salida del cuadro de pobreza histórico de la provincia, que es básicamente el discurso levantado desde que asumió y no puede concretar en ningún punto al día de hoy.

El gobierno frente a este escenario electoral surcado por el derrumbe de la economía, tarifazos y aumento de la pobreza, intenta presentarse como el promotor de los precios esenciales y ha anunciado el mismo día del cierre de listas un bono de $2000 y el blanqueo de algunos ítems que se pagaban en negro a los trabajadores de la administración pública. De conjunto no puede ocultar el fracaso y el aumento de la pobreza, la desocupación y la miseria, con la contraparte de un brutal endeudamiento en dólares con acreedores extranjeros que no ha servido para dinamizar la deteriorada economía provincial.

El gobierno de Morales no ha podido evitar una crisis en el interior de su armado electoral con el pasaje de un sector del peronismo massista que lo apoyaba (se pasó el diputado nacional Alejandro Snopek y los diputados provinciales Echavarri y Débora Juárez); sin embargo ha podido capitalizar la crisis del PJ, por un lado con la división y por otro con la cooptación del actual intendente de Perico, peronista pero que ahora se presenta como una colectora que sumará a Cambiemos para Gobernador, igual situación que el intendente de La Quiaca Tito y el ex intendente Ortiz de Palpalá. El gobierno estuvo hasta el último minuto sin definir la fórmula a ejecutivo por esta puja entre una formula 100% radical o volver a compartir el binomio con el peronista Haquim, cosa que terminó sucediendo. Al interior del propio Cambiemos también surgieron las pujas y presiones, en particular en torno a la intendencia de San Salvador, donde Chuli Jorge irá por su cuarto mandato consecutivo, bloqueando el intento de irrupción del ministro Rizzoti.

En el campo de la centroizquierda se presentará el Partido de la Dignidad encabezado por el Perro Santillán, el Frente Unidad del Pueblo Pluricultural (PCR, UP y un partido indigenista). Se presenta también el MST. Estas fuerzas vienen en claro declive con el correr de las elecciones aunque dividen el voto de izquierda. El PCR venía de no presentarse en 2017 (sólo lo hicieron en Ledesma) y ahora han cerrado un acuerdo con un partido indigenista que viene de fracturarse. Por otro lado vino recientemente De Gennaro a la provincia a apoyar la candidatura de Vargas (Sec Gral del SOEAIL, candidato del Frente Patriótico, peronista).

Llamamos a desarrollar una alternativa política de los trabajadores junto al FIT

En este cuadro de profunda crisis económica, social y política, llamamos a los trabajadores a desarrollar una alternativa política independiente, que tenga un desenvolvimiento no sólo en el plano electoral, sino también en la recuperación de posiciones en los sindicatos, centros de estudiantes, organizaciones sociales y el movimiento de mujeres. Un desarrollo que supere los limites históricos que tuvo la clase obrera jujeña y sus direcciones que la han llevado siempre a confluir dentro de los partidos tradicionales, sea en el PJ y actualmente bajo un radicalismo que busca regimentar y contener a también a la clase obrera jujeña.

El cuadro de crisis política y económica del gobierno de Cambiemos, y la no superada disgregación del peronismo, abren nuevamente la oportunidad al Frente de Izquierda de poder capitalizar este derrumbe en una gran elección. Desde el Partido Obrero apuntamos a utilizar esta influencia para organizar a los trabajadores y trabajadoras y darles impulso a todas las luchas y reclamos de la etapa. Una votación masiva al FIT, que consagre nuevos diputados, quebraría el dominio completo de la cámara de diputados por parte del oficialismo, que cuenta con mayoría y cada vez que ha necesitado los dos tercios en leyes especiales ha conseguido el acompañamiento del peronismo en una agenda reaccionaria y antipopular.

El Frente de Izquierda tiene la autoridad política de haber sido la única fuerza claramente identificable como tal con sus partidos, de todos los escenarios de conflicto en la provincia de manera claramente identificada: en las luchas obreras, de la juventud, de las comunidades originarias, de las mujeres y por las garantías democráticas.

El 24 de abril realizamos una conferencia de prensa donde presentamos los principales candidatos para esta contienda. El FIT presenta lista a gobernador, diputados provinciales e intendente y concejales en San Salvador, Palpalá, Perico, San Pedro y Ledesma, que concentran el 80% de la población de la provincia

Frente a un gobierno que muestra su fracaso, y la disgregación del peronismo que no tiene nada que ofrecerle a la población, en la provincia de Jujuy nos plantamos como la alternativa política de los trabajadores.

 

En esta nota:

Compartir

Comentarios