fbnoscript
16 de mayo de 2019 | #1548

Escala la crisis: Actuemos

La crisis económica y política que preside el gobierno de Macri ha entrado en un terreno verdaderamente crítico.

El impacto de un nuevo salto en la guerra comercial internacional, promovida por Donald Trump contra China, se siente como un  verdadero vendaval en Argentina. Cuando hablaban de salvarse con las divisas de la cosecha, ha caído el precio de la soja.

El 90% del préstamo del FMI ya se ha gastado, tratando de contener la corrida contra el peso.

Los intentos de iniciativas oficiales se desvanecen, rápidamente, al ritmo de la autoridad de Cambiemos, que ha recibido palizas en las
ocho elecciones provinciales realizadas hasta el momento. Los "precios cuidados" no duraron ni una mañana. Los 10 puntos que expresan el programa del FMI y el gran capital pretendieron mostrar a Macri al frente de una "unidad nacional", cuando Cambiemos se
encuentra cada día más fracturado. 

Los gobernadores derechistas que se vienen afirmando en las elecciones locales, y también Cristina, promueven un recambio en orden bajo la bendición del FMI. Cristina y Kicillof dan todos los días nuevas muestras de que un eventual gobierno garantizará el pago de la deuda externa.

La CGT ha convocado un nuevo paro para el 29 de mayo, que responde a negociaciones por fondos con el gobierno y a un intento de posicionarse electoralmente en las listas pejotistas. Como en los paros anteriores, pretenden darle un carácter pasivo, aislado, testimonial.

Los trabajadores debemos tomar esta convocatoria, muy limitada, en nuestras manos, para hacer sentir no sólo la enorme bronca con el gobierno, sino la disposición a luchar para derrotar ahora la política de hambre, despidos y flexibilidad laboral que está en curso, sin esperar las elecciones.

Preparemos un paro enorme, interviniendo con la política de paro activo nacional y plan de lucha, de un Cordobazo nacional, a 50 años de aquella heroica gesta obrera. Para que la clase obrera se ponga en movimiento para terminar con Macri y el régimen del FMI.

En esta nota:

Compartir

Comentarios