fbnoscript
16 de mayo de 2019

Donda, Solanas y Santa María: “Ampliar”, un frente sin principios

La alianza electoral “Ampliar” hizo su presentación el último lunes. Tratando de convertir necesidad en virtud, destacaron que el espacio se basa en “acuerdos entre diferentes”. Los acuerdos son un antimacrismo vago presentado con la consiga “es ahora, es con vos” que busca disimular las flagrantes contradicciones entre los participantes de ese frente, sus antiguos planteos y el tributo actual a la candidatura de Cristina Kirchner.

En primer lugar, la alianza buscó presentarse como un frente feminista destacando candidatas mujeres y jóvenes como Ofelia Fernández, del Frente Patria Grande que lidera el delegado del Papa, Juan Grabois. Los compromisos con el clero obligaron a este sector, luego de la derrota en el Senado, a llamar a las centenares de miles de mujeres a abandonar las calles para esperar un recambio en la composición del Congreso. Luego se subordinaron a la estrategia de Cristina de unir pañuelos verdes y celestes y el llamado a la formación del peronismo celeste, la reacción organizada del PJ, la burocracia sindical y las Iglesias contra los derechos de las mujeres.

Es necesario advertir que este feminismo papal es una trampa mortal para la lucha de la mujer por sus derechos. Se trata de una extorsión para que las mujeres resignen la aspiración a conquistar sus derechos en función de un recambio ordenado para salvar los intereses de los capitalistas frente al derrumbe del macrismo. Ya se lo dijo Kicillof al feminismo: “dejalo al capitalismo donde está”.

Para viabilizar esta impostura, la presentación desarrolló un vecinalismo inconducente. Detrás de frases como “es posible tener la Ciudad de nuestros sueños”, Donda ocultó que esos sueños incluyen el pago de la deuda usuraria y la continuidad del FMI tutelando el país. ¿Se puede defender la educación, la salud o el derecho a la vivienda sin romper con los contratos de coloniaje que ahogan a los trabajadores de la ciudad y el país?

Zigzag

Donda pasó de denunciar la ley antiterrorista y al represor Milani y de protagonizar un cruce con Kicillof por el ocultamiento de los escandalosos índices de pobreza a sentirse convocada “por la historia” a acompañar a CFK. ¿El balance? Te lo debo. Solanas pasará en un salto de compartir la boleta con Carrió a compartirla con CFK, la amiga de Barrick Gold y el cianuro. Todo esto junto al presidente del PJ porteño y patrón de Página/12, Víctor Santa María, que persigue a sus delegados y no paga los salarios. La única coherencia de este grupo es siempre haber querido vivir de las bancas del Congreso y sus privilegios.

Es claro que la amalgama sin principios de figuras asociadas a las reivindicaciones de la mujer, a los derechos humanos y la defensa del medio ambiente buscan sumar votos por izquierda y centro izquierda que no recogería la lista de La Cámpora, liderada por Mariano Recalde, y que en el último período fueron para la izquierda que, tomada de conjunto, suma más del 10% en la Ciudad. Pero para que esas reivindicaciones sentidas tengan un desarrollo es necesario defender la más férrea independencia política de los responsables de la opresión de la mujer, de los represores y de los contaminadores: los capitalistas y sus representantes en el Estado.

Llamamos a desnudar la hipocresía del enésimo engendro oportunista de la Ciudad y sumarse a la construcción de la única herramienta consecuente para la defensa de los derechos de los trabajadores, las mujeres y la juventud con un planteo de salida al régimen de Macri, el FMI y los gobernadores: el Frente de Izquierda.

Compartir

Comentarios