fbnoscript
16 de mayo de 2019

Tres de Febrero: ex pre candidato a intendente de Cambiemos, con pedido de captura por trata

También fue funcionario del intendente Diego Valenzuela

El juzgado Federal nº 7 de la Ciudad de Buenos Aires procesó a siete personas por manejar una red de trata en dos prostíbulos que funcionaban en el barrio de Flores. En él se explotaba sexualmente al menos a 65 mujeres. Su funcionamiento llevaba más de 10 años.

La causa sindica a Marcelo Gregorio Uscheroff, conocido en el distrito de Tres de Febrero  como Marcelo Locatti, como jefe de esta asociación ilícita, que operaba asociada a Policías de la Ciudad e inspectores del gobierno de Larreta. Locatti y su hijo se encuentran prófugos y  tienen pedido de captura a nivel nacional e internacional.

Locatti fue pre candidato a intendente por Cambiemos de Tres de Febrero, en 2015, y derrotado por el actual intendente Diego Valenzuela, quien lo nombró en su gestión Director de Asuntos Institucionales y representante municipal ante la Dirección Provincial de Personas Jurídicas del municipio hasta 2018. Locatti además fue presidente de la UCR de Tres de Febrero en dos ocasiones.

Los fiscales señalaron que, según escuchas telefónicas de la investigación, los prostíbulos tenían  protección policial que habría facilitado y respaldado su funcionamiento (como en todo prostíbulo).

Valenzuela, la UCR y Cambiemos contra las mujeres

El propio juez de la causa,  Sebastián Casanello, indica que la organización tenía unos diez años de funcionamiento. Los fiscales aportan que “la organización se dedicó a captar, trasladar, acoger y explotar sexualmente, al menos, a 65 mujeres que, por su condición de migrantes, menores de edad o de pobreza, se encontraban en situación de vulnerabilidad".

Valenzuela nombró a Locatti cuando su red criminal se encontraba en pleno auge, por lo que cuenta en su haber nada menos que con haber puesto a un proxeneta como funcionario público.

Complicidad del Estado y los partidos tradicionales 

El entrelazamiento de los partidos tradicionales y sus candidatos con las redes de trata, el narcotráfico y el delito organizado no es cuestión de “casos puntuales”. En enero, fue detenido por acusaciones de trata en San Bernardo el militante de Cambiemos, Ismael “Peque” García. Estas organizaciones criminales llegan a las más altas esferas políticas: los vínculos del presidente Macri con el proxeneta y también prófugo de la justicia Raúl Martins, ex SIDE son de público conocimiento. Martins está indicado como aportante de la campaña de Cambiemos.

 

El de Locatti es un nuevo caso en que el Estado -a través de la Policía, los inspectores y sus funcionarios- y los partidos del régimen -como la UCR y Cambiemos- son organizadores de las redes de trata y de la explotación de las mujeres.

Denunciamos la responsabilidad del Estado y planteamos que para poder enfrentar esta violencia organizada que viene de las más altas esferas del poder político y económico, el movimiento de mujeres debe organizarse con independencia política de los gobiernos de turno y sus partidos.

En esta nota:

Compartir

Comentarios