fbnoscript
18 de mayo de 2019

Pejotismo recargado

El anuncio de CFK de que irá como candidata a vicepresidenta de Alberto Fernández corona su orientación de subordinación al aparato del PJ, en pos de un armado que releve al macrismo sin alterar al gran capital. La pretensión de Cristina en un momento de su segundo mandato, de reemplazar al PJ con un armado propio, una federación de la liga de funcionarios de La Cámpora, organizaciones sociales y grupos de izquierda cooptados llamada “Unidos y Organizados” ha quedado muy lejos, subordinándose cada vez más al viejo armado del PJ, de los punteros de intendentes y gobernadores que se destacaron por su colaboracionismo con Macri y Vidal y con la burocracia sindical de la CGT. La visita de CFK a la sede nacional del PJ fue el marco simbólico para confirmar el signo político con el que encara esta etapa. Chau trasversalidad, hola PJ.

Cristina ya venía dando señales. En los comicios electorales se viene subordinando a los aparatos más derechistas del PJ. El caso más notable es la renuncia a jugar en Córdoba, para allanar la victoria del ex gerente de la Fiat Juan Schiaretti, que procura imponer la privatización de la empresa provincial de energía. Pero también apoya al privatizador Omar Perotti en Santa Fe.

El kirchnerismo encabezó la lista en Neuquén, pero su candidato Ramón Rioseco dio todo tipo de garantías a los pulpos de Vaca Muerta para respetar sus negociados. En su paso por esta última provincia en ocasión de la campaña, Axel Kicillof había caracterizado que votar por el candidato -finalmente victorioso- del MPN, Omar Gutiérrez, era “votar por Macri”; ahora, el PJ provincial y el kirchnerismo convocan a esta fuerza de los pulpos petroleros a conformar un “frente patriótico”. Para fortalecer aún más la confianza de Chevron y el capital financiero en el relevo pejotista nacional, el diputado que auspicia el frente señaló que se trata de una “orientación nacional” de Unidad Ciudadana.

Mientras Kicillof visita Estados Unidos para confirmar al capital financiero que pagarán centavo sobre centavo la deuda externa que no para de crecer, los hombres de la órbita nac&pop vienen haciendo las promesas correspondientes a los capitalistas locales. En ocasión de la reciente Expoagro, el titular del PJ bonaerense e intendente de Esteban Echeverría, Fernando Gray, realizó una “autocrítica” por el rol del kirchnerismo durante la crisis con la 125, prometiendo que “vamos a llevar candidatos del campo” -como lo han hecho en Santa Fe con Perotti- y llamando a recomponer los vínculos con la oligarquía agraria.

El conjunto de los compromisos establecidos con los ajustadores provinciales, con el FMI y con los explotadores locales marca la naturaleza antiobrera de la “vuelta al orden” prometida por el binomio Fernández-Fernández, y anticipa una política de ajuste justificada en nombre de la destrucción macrista. Estamos ante una selección de personal político que aleje cualquier fantasma de demagogia populista y garantice la disposición a actuar como una gestión al servicio del gran capital.

 

 

Compartir

Comentarios