fbnoscript
20 de mayo de 2019

Lo que dejaron las elecciones de La Pampa

Las elecciones provinciales en La Pampa le dieron el triunfo al Frente Justicialista Pampeano (Frejupa) con más del 50% de los votos, consagrando al diputado Sergio Ziliotto como nuevo gobernador, con más de 20 puntos de diferencia sobre el radical Daniel Kroneberger, candidato de Cambiemos.

El macrismo había sufrido su primer derrota electoral del año en esta provincia, cuando fue derrotado en la interna de Cambiemos, donde su candidato Mac Allister fue aplastado por el radicalismo.   

Pese al intento por desmarcarse del presidente en la elección general (el slogan era “avancemos” en reemplazo de “Cambiemos”) sufrieron el peso de representar a Macri e incluso perdieron la capital, Santa Rosa, a manos del dirigente de La Cámpora, Luciano Di Napoli, también por más de 20 puntos de diferencia.

Si se compara con la última elección, la caída de Cambiemos es notable, porque había perdido por apenas 76 votos en las elecciones de 2017 frente al justicialismo. El acelerado derrumbe económico y político del gobierno nacional ha tenido indudablemente su impacto electoral en La Pampa, lo mismo que en las otras provincias donde ya se votó.

Este derrumbe fue explotado por el actual gobernador Carlos Verna para ratificar su dominio político sobre la provincia, quien sumó esta vez a su coalición al kirchnerismo (incluyendo el PC, Nuevo Encuentro, Patria Grande y el Partido Humanista) y el Frente Renovador. Tanto Verna como el gobernador electo, Ziliotto, ratificaron este pan-peronismo como modelo nacional y expresaron su alineamiento con la candidatura de Alberto Fernández. En tal sentido, Verna reclamó que todos los gobernadores y referentes peronistas jueguen dentro de una misma lista. Es la política de consolidar un relevo patronal ante la caída de Macri.

Por debajo de estas dos coaliciones, el ex ministro de seguridad Juan Carlos Tierno (un derechista que impulsó una política de mano dura y gatillo fácil en su gestión) obtuvo poco más del 7% (ingresó DOS diputado), y la fuerza política del candidato “celeste” y contrario a la legalización del aborto, el pastor evangelista Daniel Robledo, quedó fuera de la cámara con el 4%.

La coalición peronista ha logrado presentarse ante las masa como la alternativa; el “modelo pampeano” frente al “modelo nacional”. La demagogia que transitó toda la campaña intentó ocultar el colaboracionismo de los diputados y senadores pampeanos con leyes estratégicas que presentó el macrismo, como fue la reforma anti-jubilatoria votada por los legisladores pampeanos.  El gobierno de Verna ha desarrollado una política de administrar el ajuste, no de enfrentarlo.

Los índices de desocupación cercanos al 13% en el conglomerado Santa Rosa - Toay,  la precarización laboral y el trabajo cuentapropista muestran la verdadera realidad de la provincia. A ello se le suma el cierre de empresas de envergadura como el frigorífico de General Acha y la fábrica textil de Alpargatas. Y la continuidad  del trabajo precario en la administración pública provincial con centenares de monotributistas y contratos precarios. 

Sin embargo, los resultados electorales demostraron el éxito de adjudicar las responsabilidades de esta situación a la política del gobierno nacional.

Así se impuso el Frejupa. El próximo período pondrá a prueba el “modelo pampeano” y demostrará las limitaciones de esta nueva tentativa del PJ. Una tentativa que va de la mano con el FMI y los especuladores. 

En esta nota:

Compartir

Comentarios