fbnoscript
21 de mayo de 2019

El intendente del Partido de la Costa, denunciado por negociados y robo de identidad

La revista La Tecla publicó en su edición n° 831 (15/5) un artículo sobre el llamado “Escándalo De Jesús”, en relación a hechos de corrupción que involucran a la intendencia del Partido de la Costa, a cargo de Juan Pablo De Jesús (h), del Frente Para la Victoria.

El escándalo, replicado en diversos medios, involucra dos aspectos. En primer lugar, la denuncia de varios damnificados por el robo de su identidad para justificar pagos de sueldos a su nombre, en la modalidad de “destajistas”, por parte del Municipio, con cheques que sólo pudieron ser cobrados con documentos apócrifos. Los denunciantes afirman nunca haber trabajado para el municipio y menos que menos cobrado cheque alguno, y se habla de más de cien robos de identidad.

Para esta corruptela los funcionarios se apoyan en la modalidad precaria de “destajista”, que significa trabajar para la municipalidad sin ser de la municipalidad -es decir, sin reconocer la relación de dependencia y por lo tanto sin aportes jubilatorios ni ART. 

El entramado de estafa y robo involucraría hasta los más altos cargos comunales –entre ellos el director del área de Abordaje Territorial, Guillermo Chirino, y la directora de Centros Comunitarios, Laura Nieves.

Evadiendo la justicia

El otro punto del escándalo está vinculado a la homologación de los acuerdos indemnizatorios para los familiares de los fallecidos por el derrumbe de la obra del Centro Multicultural de Santa Teresita, el 2 de marzo de 2018, donde murieron 6 trabajadores no registrados. La obra se realizaba sin ningún tipo de control de las condiciones laborales de los trabajadores, ni de las condiciones de obra, ni de los gastos presupuestados ni de los materiales usados.

Según se señala en La Tecla, el propio intendente estaría directamente detrás de las maniobras para convencer a los familiares de que firmen la desestimación de la causa penal de juicio, a cambio de indemnizaciones, que llegaron a cinco millones de pesos por familiar.

Luego de un fallido intento por entrar a la causa como querellante, la intendencia de De Jesús pretende con esto salvaguardarse del juicio penal. Aspiran a garantizarse su impunidad y la del gobierno de Vidal –ya que la obra se financiaba con fondos provinciales.

Nuestro planteo

Frente a este escándalo, se plantea el juicio y castigo de todos los funcionarios responsables de los manejos fraudulentos de las cuentas y del derrumbe del Centro Multicultural, incluyendo a la empresa constructora; la apertura de los libros de la Municipalidad y su control por parte de los trabajadores; un plan de obras públicas resuelto en asambleas populares y el pase a planta permanente de todos los trabajadores contratados.

Planteamos un congreso de trabajadores de todos los sindicatos y de las organizaciones sociales para resolver un plan de lucha con esta orientación, contra la política de ajuste y negociados de De Jesús y Vidal, en la perspectiva de una salida propia de los trabajadores. 

En esta nota:

Compartir

Comentarios